Austin: La Huelga de Renta

Foto: Buzón para depositar el alquiler sellado en el sureste de Austin

Por Ed Dalton

Al comenzar abril, un creciente número de trabajadores en Austin no podrá pagar su renta. Con el número de personas despedidas creciendo diariamente, la ordenanza contra el desalojo impulsada por el Ayuntamiento de Austin demuestra ser poco más que un intento de apaciguamiento.

Con los Tribunales de Justicia de Paz del Condado de Travis, que manejan los desalojos, solo operando de forma limitada y con todas las audiencias de desalojo pospuestas hasta al menos el 8 de mayo, la orden contra el desalojo es simplemente una formalidad; el tribunal simplemente no puede funcionar, ya que falta personal suficiente para continuar con las audiencias de desalojo.

Sin embargo, la ciudad predice que aún más trabajadores quedarán sin hogar en el futuro cercano, canalizando a millones de dolares para convertir los hoteles cerrados en “sitios de cuarentena,” que son efectivamente prisiones de baja seguridad para la población sin hogar. Los sitios incluyen el Crown Plaza de la Interestatal 35 y el Roadway Inn cerca de Oltorf. Los barridos de personas sin hogar no se han detenido desde que Austin impuso su orden de refugio en el lugar y la represión estatal continúa contra aquellos sin hogar.

Se ha convertido en imperativo organizar a sus vecinos en apoyo de la Huelga de Renta, incluso a aquellos que todavía tienen trabajo, muchos de sus vecinos y amigos no lo tienen y, en consecuencia, no pueden pagar la renta.

Mientras que las organizaciones sin fines de lucro empujan a todos los que puedan a pagar la renta y solicitan donativos de la ciudad y recursos que controlarán, los trabajadores entienden el hecho de que si nadie paga, quienes no pueden pagar tienen una defensa más fuerte con la solidaridad de sus vecinos.

Varias organizaciones benéficas buscan un impulso financiero respaldados por los trabajadores desempleados, aumentando sus propios fondos y pagando a su personal ya cómodo. El propio estado depende de tales organizaciones para mantener el capitalismo funcionando de la mejor manera posible y calmar la ira del pueblo para que no se rebele.

La ordenanza contra el desalojo no hace nada para compensar la pérdida de pagos, los trabajadores simplemente se les da una fecha límite de pago extendida. Los recibos no disminuyen ni dejan de acumularse, y la ordenanza no hace nada para evitar que los cargos por demora entierren a los inquilinos de la clase trabajadora en una deuda extrema. Esto solo puede resultar en miles de personas sin trabajo siendo obligados a pagar varios meses de renta atrasada y cargos por demora en el futuro cercano, antes de que la economía se recupere.

Es por eso que la ciudad teme un aumento en los trabajadores desempleados que se ven obligados a quedarse sin hogar; su única solución es una prisión sin juicio en forma de cuarentena forzada.

La ciudad no puede y no quiere cuidar a su población, especialmente a sus trabajadores más pobres, mientras tanto los ricos, enemigos jurados de la clase trabajadora, no serán de ninguna ayuda. Organizar la lucha alrededor de la solidaridad de la clase trabajadora es fundamental para los intereses del pueblo. Tiempo libre pagado de dos semanas es una gran decepción cuando se espera que la actual crisis económica dure mucho más de dos semanas.

Las luchas por la vivienda continúan fuera del caos del sistema. Organizaciones como Defiende El Barrio (Defend Our Hoodz, o DOH, en ingles), junto con otros grupos no afiliados, han promovido la Huelga de Renta entre los partidarios y los inquilinos para combatir el intento del estado de llevar la carga financiera de la crisis a la clase trabajadora. Según DOH, su alcance se ha ampliado para incluir más de una docena de complejos de apartamentos donde los residentes se organizan directamente contra los enemigos de la clase en forma de sus propietarios.

Los inquilinos y los organizadores se han unido para formar grupos contra el desalojo, que están preparados para resistir los desalojos inevitables e ilegales que serian intentados después de que la renta se vuelve delincuente. Representantes de DOH le dicen a Tribune of the People que se están movilizando para evitar bloqueos, impedir físicamente los desalojos y retornar a las familias desalojadas a sus hogares por cualquier medio necesario.

Los propietarios, que no pueden obtener una orden judicial para el desalojo, probablemente aún intentarán llevar a cabo los desalojos. Estos desalojos son ilegales, por eso la autodefensa debe ser empleada, defender la comunidad es justificable incluso cuando los desalojos son legales. Ya se han llevado a cabo varias acciones directas en toda la ciudad para hacer cumplir la Huelga de Renta, incluido el sellado del buzón para depositar el alquiler para evitar o posponer el pago.

Buzón para depositar el alquiler sellado
Carteles pegados en el buzón para depositar el alquiler 

Si usted ha sido amenazado con el desalojo, comuníquese con Tribune of the People, y su información será enviada a los defensores en el terreno: Tribuneofthepeople@protonmail.com