Reaccionarios se Reúnen para Defender el Imperialismo Estadounidense

Por Sandra Harris

El mes pasado, protestas derechistas en todo los Estados Unidos exigieron que los gobernadores levanten las órdenes de quedarse en casa y “reabrir” la economía a medida que la crisis imperialista de sobreproducción continúa profundizándose.

Las protestas consistieron principalmente en partidarios de Donald Trump, junto con reaccionarios contra vacunaciones y fascistas como los Proud Boys que aparecieron en Lansing, Michigan y Alex Jones de Infowars en Austin, Texas. Trump ha ejercido estas protestas para reunir su base, tuiteando llamadas el 17 de abril para “liberar” a varios estados, incluidos Minnesota, Michigan y Virginia, que tienen gobernadores demócratas y se consideran estados decisivos en las elecciones presidenciales de 2020.

Muchos de los manifestantes enfatizaron su enojo con el cierre de negocios ya que una gran proporción de ellos son pequeños propietarios. Detrás de los llamados a la “libertad” de los asistentes principalmente pequeñoburgueses, hay temores de ser desclasado por una pérdida de ingresos dependiente del trabajo de otros.

Los noticieros se han centrado principalmente en el hecho de que los asistentes desafían el distanciamiento social y las órdenes de refugio en el lugar, ignorando el carácter de clase de las protestas. Durante el mes pasado también se han celebrado muchas reuniones ilegales de trabajadores e inquilinos para protestar por mejores condiciones de trabajo y de vida, salarios perdidos y pago de peligro, y el fin de la recaudación del alquiler. Estos dos movimientos de protesta son opuestos diametralmente, la clase trabajadora exige protecciones financieras y de salud mientras los dueños de negocios exigen volver a lo de siempre.

Muchos de los manifestantes reaccionarios venden teorías de conspiración que China creó y difundió el coronavirus específicamente para debilitar la economía estadounidense; en el fondo, estas teorías histéricas son un intento de reunir a los reaccionarios en torno al imperialismo estadounidense contra sus rivales. A medida que la crisis económica empeora, ven sus propios intereses como vinculados con los de los imperialistas, y actúan en consecuencia.

El 24 de abril, el vicegobernador de Texas Dan Patrick, quien fue presidente de la campaña estatal de Trump en Texas durante las elecciones de 2016, apareció en Fox News para duplicar sus comentarios de que “hay cosas más importantes que vivir” cuando se trata de reabrir negocios. “No quiero morir, nadie quiere morir, pero hombre, tenemos que tomar algunos riesgos y volver al juego y poner en marcha este país.”

Los políticos como Patrick saben que estarán a salvo mientras la mayoría del mundo sufre diariamente bajo el imperialismo estadounidense. Cuando dice que está dispuesto a correr riesgos, quiere decir arriesgar la vida de los trabajadores, no la suya, para beneficiar la clase dominante.