Los Ángeles: Los Mariachis de Boyle Heights Sostienen Concierto de Alivio

Por Felipe Vera 

El viernes 8 de mayo, los mariachis desempleados tuvieron un concierto para recaudar fondos de asistencia, ya que se han visto especialmente afectados por la crisis económica, no pueden trabajar debido a las restricciones del COVID-19 y no son elegibles para recibir desempleo o beneficios similares.

El evento fue organizado por Defend Boyle Heights (DBH), una organización que se opone a la gentrificación. Al comenzar el evento, Mariachi Plaza estaba cubierto de carteles hechos por los mariachis, a través del escenario se leía: “¡Apoya los Mariachis!” y dos activistas levantaron una pancarta que decía: “¡Donde hay opresión, hay resistencia! ¡Somos mariachis, somos del pueblo!”

Los mariachis tocaron casi una hora, hablando en breves lapsos explicando por qué estaban tocando y cómo las personas pueden mostrar solidaridad con ellos. Los que estaban en asistencia les echaron porras a los mariachis, y otros donaron dinero y otros pidieron la información de los mariachis para eventos personales y fiestas.

Cuando se les preguntó por qué decidieron organizar este concierto, María, una mariachi, le dijo a Tribune of the People: “Porque somos mariachis que necesitamos ayuda, y el gobierno hasta ahorita no nos ha dado nada, ninguna organización nos ha dado nada, y tenemos que salir para encontrar nuestro dinero para pagar renta, para pagar billes, para nuestras necesidades primarias.”

Otros mariachis reafirmaron su independencia de una organización local sin fines de lucro que no ha hecho más que aprovecharse de ellos. Un mariachi, Ismael, mencionó que, “No hay un reporte de las donaciones, porque si hay donaciones, […] pero no nos comparten, solo esas donaciones las reparten con sus preferidos, ahí. Y a nosotros nos aislados, la mayoría no nos a llegado nada. Por eso nos declaramos independientes.”

Después de 40 minutos, la policía había aparecido sonando sus sirenas intentando intimidar a las personas debido al tamaño de la reunión. Sin embargo, los pocos que llegaron solo salieron de su automóvil parándose a un lado, y en cuestión de minutos se fueron.

Hacia el final, un activista con DBH dio un breve discurso declarando su apoyo a los mariachis y le pidió a la gente que respalden las demandas de trabajo o salarios, un paro en las facturas de alquiler y servicios públicos, y que ponga fin a la prohibición de protestas y reuniones.

Los mariachis no solo recaudaron más de $5000 en el concierto y aún más en los días siguientes, sino que también contaron con el apoyo de las masas y pudieron llevar sus demandas políticas a la vanguardia del evento cultural.