El Asesinato Policial de George Floyd Chispea una Rebelión en Masa

Por Sandra Harris

Miles de personas han salido a las calles a rebelarse en respuesta al asesinato policial de George Floyd en Minneapolis, Minnesota, la semana pasada, que condujo a más rebeliones en la ciudad cercana de St. Paul, y en otras ciudades como Memphis, Tennessee, Nueva York y Los Angeles, California.

George Floyd, un hombre de 46 años originario de Houston, Texas, recientemente había perdido su trabajo debido al cierre de negocios por el coronavirus, fue abordado y detenido por la policía el 25 de mayo por la noche después de que la policía fue llamada para investigar una supuesta falsificación en una tienda después de que una empleada le había llamado a la policía para denunciar a alguien que usaba un billete falso de $20.

El oficial de policía de Minneapolis, Derek Chauvin, inmovilizó a Floyd en el suelo con la rodilla en el cuello de Floyd cuando lo esposaron después de afirmar que “resistió físicamente el arresto,” mientras que otros tres policías, Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng, se mantuvieron al lado de Chauvin para evitar que los espectadores intervinieran.

El video de los espectadores muestra a Floyd suplicándole a los oficiales repetidamente diciendo “no puedo respirar,” pidiendo agua y rogándole a los oficiales que no lo mataran. La gente discutió con la policía, señalando que lo estaban lastimando, a lo que respondieron que Floyd estaba “bien,” porque todavía estaba hablando. Poco después, Floyd quedó inconsciente, sofocándose hasta la muerte con la rodilla de Chauvin todavía en su cuello. Un informe del Departamento de Bomberos indicó que Floyd no tenía pulso cuando llego la ambulancia y fue declarado muerto en un hospital cercano.

Los cuatro oficiales involucrados en la muerte de Floyd fueron despedidos del Departamento de Policía de Minneapolis (MPD) al día siguiente. La gente comenzó a protestar el martes, marchando desde el sitio donde George fue asesinado a la sede de la Tercera Comisaría. A medida que crecía la ira de la gente contra la policía racista, los manifestantes rompieron ventanas de la comisaría y destrozaron los coches policiales. Sin embargo, cuando las multitudes se reunieron y más manifestantes se unieron a la rebelión, la policía con equipo antimotines disparó proyectiles, gases lacrimógenos y gas pimienta para dominar a la multitud, pero las masas no retrocedieron y continuaron dañando más propiedades.

En una demostración de su lealtad a los propietarios y las grandes corporaciones, una porción significante de los medios de comunicación de la clase dominante se enfoco en un Target cercano, que fue saqueado, destrozado y luego incendiado. Minneapolis es la sede corporativa de Target.

La corporación tiene una asociación larga con MPD. En 2004, donaron $300,000 a la ciudad para instalar cámaras de vigilancia en todo el centro de la ciudad. Target también comenzó una “Colaboración SafeZone” para apoyar un sistema de cámaras de vigilancia en expansión en otras partes de la ciudad. Informes más recientes del 2011 detallan el “laboratorio forense” de Target en Minneapolis para ayudar a la policía local a analizar imágenes de vigilancia en casos criminales.

Al menos 30 incendios, incluidos 16 incendios estructurales, se reportaron durante las protestas del 27 de mayo. Se incendiaron varias empresas y un desarrollo de “viviendas asequibles,” junto con una escuela chárter. La rebelión también paralizó los servicios de metro en la zona de las Ciudades Gemelas. A última hora de la noche del 28, la Tercera Comisaría de MPD fue incendiado con éxito.

También hubo protestas fuera de la casa de Derek Chauvin, que estaba fuertemente protegido por cientos de policías. La entrada de su casa estaba salpicada de pintura roja y tenía escrito “asesino” a lo largo de la entrada, “Un asesino vive aquí” también se leía a lo largo de la calle.

Derek Chauvin recibió 18 denuncias de conducta durante sus 19 años como oficial de policía antes de ser despedido el 26 de mayo. La candidata presidencial fallida Amy Klobuchar, quien está siendo considerada como vicepresidenta por el presunto candidato demócrata Joe Biden, era la fiscal del condado de Hennepin durante este tiempo, quien se negó a enjuiciar a Chauvin por varios incidentes de “fuerza excesiva” junto con otros oficiales de policía. Chauvin había sido parte de un asesinato y dos “tiroteos con agentes involucrados.”

Los políticos se movieron rápidamente para reprimir las protestas masivas. El gobernador de Minnesota, Tim Walz, firmó una orden ejecutiva el 28 de mayo que activa la Guardia Nacional de Minnesota para detener la rebelión, y el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, dijo que la ciudad ahora comenzará un “esfuerzo total para restaurar la paz y la seguridad en nuestra ciudad,” autorizando una “estructura de comando unificada” para permitir que el Jefe de Policía use recursos y oficiales de otras jurisdicciones.

La congresista socialdemócrata Ilhan Omar, que representa a Minneapolis, también condeno la rebelión, a pesar de afirmar estar del lado de las masas, y le dijo a la prensa: “Ver cómo arde nuestra ciudad realmente es una de las cosas más devastadoras que nos suceden … para mí es importante que las personas se den cuenta de que la violencia engendra violencia y que más fuerza provoca la pérdida de vidas y más devastación. Tenemos que encontrar un equilibrio aquí, tenemos que poder protestar pacíficamente, pero trabajar para protegernos unos a otros y asegurarnos de que nuestras comunidades estén intactas y priorizadas.”

La clase dominante le teme a la ira justa de las masas, y hará todo lo que esté en su poder, desde meneando un dedo en desaprobación ante las protestas combativas hasta desatar toda la fuerza de la policía militarizada sobre ellos. Los “socialistas” falsos como Omar trafican de manera oportunista en las luchas de las masas mientras denuncian cualquier cosa que vaya más allá de los límites de las protestas “pacíficas” convencionales o amenace la “ley y el orden” del imperialismo estadounidense.

Las masas entienden que la rebelión se justifica, y que la única herramienta viable contra la policía racista es la violencia revolucionaria.

* Una nota sobre los “alzamientos y saqueos”

Tribune of the People extiende inquebrantable solidaridad con las personas de la nación negra que luchan contra la policía y el sistema capitalista, y con la gente de Minneapolis que ha liderado el levantamiento. Cuando el pueblo se levanta, la clase dominante lo denuncia como un “alzamiento,” para condenar y negarlo como acto de integridad y resistencia. Del mismo modo, el término “saqueo” se implementa para condenar a las personas por tomar lo que es suyo, un intento de llamar lo que es reclamado un “robo.” El robo es cuando el jefe roba ganancias del trabajo de los trabajadores, cuando los propios trabajadores ponen sus manos sobre el fruto de su propio trabajo, esto es una expropiación justa. No hay suficiente daño que se pueda hacer hacia las corporaciones o a la mercancía para pagar los crímenes que han cometido contra la gente, pero la gente tiene razón al expresarse de esta manera. Continuaremos nuestro trabajo cubriendo la lucha; son nuestros lectores quienes deben mantener los fuegos encendidos. 

*Nota del Consejo Editorial de Tribune

One thought on “El Asesinato Policial de George Floyd Chispea una Rebelión en Masa

Comments are closed.