Mexico: Ayotzinapa Normalistas Incendien Edificios Estatales y Exigen Respuestas

Por Nélida Tello

El 17 de julio, los normalistas de Ayotzinapa incendiaron el Edificio Legislativo Estatal de Guerreo junto con un puesto de guardia durante una acción condenando el intento del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de utilizar el caso de los 43 normalistas desaparecidos como una “pantalla de humo” para COVID-19.

Más de 300 normalistas, estudiantes que asisten a colegios de maestros rurales, viajaron de Ayotzinapa a Chilpancingo, Guerrero, apoderándose de seis autobuses para viajar a la capital del estado, una táctica común utilizada por los normalistas como recurso por su falta de financiación.

Una gran pancarta con los nombres y rostros de los 43 estudiantes desaparecidos sirvió como telón de fondo a un normalista dando un discurso ante una multitud de estudiantes enmascarados.

En septiembre se cumplirán seis años desde la desaparición forzada de 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, comúnmente conocida como Ayotzinapa. En 2014, 100 normalistas de Ayotzinapa se preparaban para viajar a la Ciudad de México para unirse a la marcha anual del 2 de octubre en conmemoración de la Masacre de Tlatelolco. Encargados de capturar autobuses para viajar a la Ciudad de México, fueron emboscados por las fuerzas policiales y 43 estudiantes desaparecieron por la fuerza.

A principios de este mes, restos humanos en Cocula, Guerrero fueron identificados como Christian Alfonso Rodríguez Telumbre por la Universidad de Innsbruck en Austria. AMLO emitió 46 órdenes de arresto para funcionarios del gobierno. Los normalistas repudiaron la acción de AMLO, declarando que no dejarían de luchar por el regreso de los 43 vivos y afirmaron además que el presidente intentó pacificar a las familias de los 43 y los otros normalistas.

Los estudiantes forzaron su camino más allá de la seguridad a los terrenos de la construcción estatal, donde se lanzaron dispositivos incendiarios en el edificio y se incendiaron colchones empapados de gasolina y se colocaron en la entrada del edificio, así como en las ventanas. Un puesto de guardia se incendiaba con grafitis que decían “la lucha nos da lo que la ley nos niega.”

La asamblea de la Comisión Permanente del Congreso fue suspendida por el día, la conferencia de prensa del coronavirus del gobernador fue interrumpida y el edificio fue cerrado por el resto del día.