Austin: Pistolero Embiste Marcha en Solidaridad con Portland, Dispara y Mata a Un Manifestante

Por Mike Talavera

ACTUALIZACIÓN: El jefe del Departamento de Policía de Austin, Brian Manley, habló durante una conferencia de prensa virtual el domingo por la noche para anunciar que la policía había dejado en libertad al asesino de Garrett en espera de una mayor investigación. La policía liberó a este asesino (sin revelar su identidad) a pesar de que él mismo les admitió que había disparado primero, en contradicción con las teorías de conspiración de la derecha que surgieron en línea. En un insulto a lo que Garrett murió protestando, Manley usó el tiroteo como una oportunidad para resaltar el “buen trabajo” de la policía, demostrando aún más cómo son enemigos de la gente.

Hoy, la gente de Austin está de luto por la pérdida de Garrett Foster, un activista antirracista que ha sido una presencia constante en las protestas contra la policía desde los Levantamientos de Mayo. El 25 de julio por la noche, un hombre armado embistió una marcha solidaria con Portland en el centro de Austin disparándole a Garrett varias veces desde el asiento del conductor antes de alejarse. Garrett fue declarado muerto en el hospital horas después.

El video en vivo del periodista independiente Hiram García muestra que algunos manifestantes se detienen mientras marchaban por Congress Avenue hacia la jefatura del Departamento de Policía de Austin (APD) y comienzan a acercarse a un vehículo que había embestido la marcha, golpeando al menos a un manifestante, antes de que sonaran los disparos y que manifestantes salieron corriendo.

Garrett, un veterano militar que desde entonces se había puesto del lado de la gente, estaba legalmente cargando un arma como voluntario, además de un pequeño grupo que estaba proporcionando seguridad para la marcha. Otro manifestante que estaba con Garrett cuando el auto acelero hacia la marcha disparo después de que el hombre armado le disparó a Garrett.

La policía brutalizó a los manifestantes formando un perímetro alrededor del área donde Garrett fue disparado. La policía hizo retroceder a las personas, amenazaron con arrestos y la policía montada fue enviada. Horas después, la policía detuvo al presunto pistolero sin fuerza. La policía aún no ha revelado la identidad del asesino.

El mes pasado, la policía de Austin le ofreció protección a otro hombre armado e hijo de un oficial de policía, Logan Bucknam, que había intentado embestir su vehículo en otra protesta frente a la sede de APD. Bucknam apunto su arma después de que los manifestantes rodearon su carro y luego fue llevado brevemente a un estacionamiento de APD detrás de una barrera establecida por la policía y fue liberado poco después.

Garrett era el proveedor principal de su esposa Whitney, que es una mujer negra y tetrapléjica. Él había estado empujando su silla de ruedas durante toda la marcha, y ella estaba con él cuando ocurrió el tiroteo. Garrett heroicamente defendió a su esposa y a quienes lo rodeaban con su vida. La policía no dejó que Whitney lo viera en el hospital después de su muerte.

Garrett y Whitney preparaban comidas regularmente para indigentes bajo el I-35 y planeaban entregar necesidades básicas el próximo miércoles. Garrett entendía que la desigualdad de la vivienda en Austin era parte del sistema racista y él y Whitney marcharon junto con el Movimiento de Defensa de Barrios Unidos (UNDM por sus siglas en inglés) en su marcha contra el desalojo a principios de julio.

Los manifestantes se reunieron frente de APD para apoyar a Whitney, gritado el nombre de Garrett y “¡Chinga la policía!” Los manifestantes dieron a conocer sus pensamientos sobre Garrett, enfatizando cómo había dicho que estaba dispuesto a morir por el movimiento y cómo había muerto protegiendo a los manifestantes y a su esposa.

“La razón por la que estamos aquí, la razón por la que Garrett estuvo aquí, es porque las vidas negras están bajo amenaza cada minuto en Estados Unidos,” le dijo a Tribune un portavoz de la Brigada Mike Ramos, la organización que dirigió la marcha. “Estamos furiosos por lo que paso esta noche y por que nunca volveremos a vere la cara amistosa de Garrett. Sabemos que este camarada hubiera querido que fuéramos fuertes y que continuáramos luchando. ¡Estamos inspirados por su fuerza y ​​no retrocederemos de este ataque vigilante!”

Austin no fue la única escena de violencia reaccionaria el 25 de julio. En Aurora, Colorado, durante una protesta de solidaridad similar con Portland, que había tomado la autopista I-225, otro conductor embistió la marcha, hiriendo gravemente al menos a uno. Los manifestantes armados también se defendieron y dispararon contra el conductor. Ese mismo día, las ventanas de un palacio de justicia fueron quebradas, el edificio también fue incendiado.

En todo Estados Unidos, las protestas en solidaridad con la rebelión en curso en Portland desquitaron su furia contra el estado imperialista en respuesta a la creciente represión de las protestas contra la policía por parte de las fuerzas federales. Desde Providence, Rhode Island, donde los manifestantes arrojaron pintura y otros proyectiles a la policía que vigilaba el complejo de Seguridad Pública local, a Seattle, Washington, donde los manifestantes incendiaron un recinto policial y un centro de detención juvenil bajo construcción, el pueblo estadounidense ha comprobado una vez más que la represión genera resistencia.

Durante la noche, se vieron pintas de grafiti en varios lugares de Los Ángeles que decían “Justicia Popular Para el Asesino de Garrett.”

El sacrificio de Garrett no será el último que se hará en la lucha por las vidas negras y la revolución. El imperialismo estadounidense está movilizando sus fuerzas contra las protestas y está dispuesto a matar para extinguir lo que considera una amenaza existencial. Los fascistas y otros reaccionarios prosperan en este ambiente de represión, reconociendo la creciente reacción del Estado y cometiendo sus propios crímenes contra el pueblo.

Ante este peligro, la gente no se acobarda con miedo, sino que se opone a esta injusticia como lo hizo Garrett. La Brigada Mike Ramos y otros grupos han convocado una vigilia el 26 de julio a las 7pm en la intersección de 4th y Congress, el lugar donde Garret ofrendo su vida. Ahora es más importante que nunca apoyarse mutuamente, y imploramos a nuestros lectores que donen a la viuda de Garrett Whitney aquí: https://www.gofundme.com/f/official-garrett-foster-memorial-fund

Tribune of the People apoya el movimiento por las vidas negras, contra la policía y los reaccionarios. Lamentamos a nuestros muertos mientras observamos que no todas las muertes son iguales: morir sirviendo a la policía pesa menos que una pluma, morir sirviendo al pueblo tiene más peso que una montaña.

¡HONOR Y GLORIA A GARRETT FOSTER, SIERVO DEL PUEBLO Y DEFENSOR DE LAS VIDAS NEGRAS!

¡Vivir en la lucha es nunca morir!