Opinión: Honor y Gloria a Garrett Foster, Siervo del Pueblo, Defensor de las Vidas Negras.

Por Ed Dalton

Es imposible hablar de otra cosa, excepto de la necesidad de ser como Garrett Foster, de la necesidad d forjar más hombres como él y que si existieran, la lucha por un mundo mejor estaría mucho más cerca de la culminación. Los reaccionarios y los amantes de la policía ya han hecho todo lo posible para avergonzar al hombre que, según todas las medidas sociales y morales, fue un héroe. Muchos de nosotros en Tribune of the People tuvimos el placer de conocer a Garrett y su prometida Whitney Mitchell, quienes fueron un elemento fijo en las acciones que hemos cubierto en los últimos dos meses. Ser manifestante en sí mismo es a veces heroico, pero esto fue solo el comienzo del brillante ejemplo que Garrett mostrándole a otros sobre cómo vivir y morir.

Garrett estaba en la Fuerza Aérea imperialista estadounidense. Al igual que muchos jóvenes de pueblos pequeños, terminó allí por razones complejas que no podemos conocer por completo. Su carrera en la USAF terminó cuando su prometida Whitney sufrió una misteriosa enfermedad la que le causo que perdiera sus brazos y piernas. Muy pocas personas habrían tomado la heroica decisión de abandonar el ejército y regresar a casa para cuidar a la mujer que amaba. Se quedó a su lado como su proveedor principal y había cumplido este papel durante casi una década.

Whitney, que es una mujer negra, también es una heroína. Su condición física nunca disminuyó la labor que hacia al ponerse del lado de su gente y otras personas oprimidas. Cocinaban alimentos para personas indigentes, marchaban por las vidas negras y contra los desalojos en la comunidad de clase obrera de Austin. El amor que se tenían el uno al otro era alentador, y era igualado por su amor compartido por el pueblo y la causa del pueblo.

Podemos amplificar el llamado de ser como Garrett haciendo el llamado de ser también como Whitney, una heroína por derecho propio, que también ha hecho un gran sacrificio. Mientras Garrett ha dado su vida en defensa del pueblo, Whitney también ha sacrificado el amor de su vida, su mejor amiga y su proveedor.

En lugar de ser derrotada por los trágicos eventos de la noche del 25 de julio, Whitney continúa luchando honrando la memoria de su prometido. Ella hizo planes de atender la vigilia al día siguiente del asesinato de su prometido, en el mismo lugar donde Garrett dio su vida por el pueblo. Cuando un agente de policía de Austin, una de las personas que la pareja había pasado los últimos 50 días protestando, intentó un truco de relaciones públicas dándole flores solo unas horas después de la muerte de Garrett, Whitney las rechazó, mostrando al mundo exactamente cómo lo que es tener honor y integridad en uno de los momentos más difíciles de la vida. Una mujer que no es extraña a las dificultades y que esta atada a una silla de ruedas ha sido la más valiente entre nosotros.

El amor por el pueblo y por los demás ejemplifica la esencia de esta lucha para cualquiera que esté dispuesto a mirarla. Fue este amor lo que motivó a Garrett, y está claro por la forma en que vivió y murió. Garrett estaba allí para proteger a los que amaba y al movimiento al que se dedicaba. No tenía miedo a morir, y la muerte lo saludó demasiado pronto. Su muerte es pesada. La gente de Austin nunca olvidará a Garrett. Vivirá en cada protesta, en los labios de cada manifestante que grita la injusticia, y en los corazones de cada rebelde que pone su mirada en los explotadores y opresores que condenan a la gente a la miseria. Garrett inspira, y su muerte exige continuar luchando.

En muchos sentidos, el camarada Garrett compartió el destino de las personas negras. Si bien muchos hablan de arriesgar cuerpos blancos para las vidas negras, fue Garrett quien hizo esto todos los días, y no de una manera simbólica, sino en su práctica de la mañana a la noche. Vivió para su prometida y para el pueblo, y murió por esta lucha, por la lucha justa de los negros para vivir como seres humanos libres en esta sociedad malvada y atrasada. Garrett lucho por las vidas negras y él, que era blanco, no determinó de qué lado de las barricadas se encontraba. Whitney era su familia, y como con muchas familias mixtas, sin duda temía por su seguridad cuando se trata de cualquier interacción con la policía. Los blancos deberían ser como Garrett y convencer a otros blancos de que hagan lo mismo.

Cuando el asesino mato de balazo a Garrett, sus camaradas armados regresaron sin miedo las balas en defensa de la multitud. La policía no protegerá a la gente. Están allí como enemigos del pueblo. Fueron los propios manifestantes quienes sin dudarlo encarnaron la consigna “Armas arriba, disparar” mientras el asesino se fugo de la escena, escapando por poco la justicia popular. Está claro que este movimiento es un movimiento de lucha, que está preparado para luchar hasta el final.

La pérdida es pesada, pero palidece en comparación con la inspiración ofrecida por la forma en que vivió Garrett y su valiente sacrificio. No hay garantía para aquellos que luchan por un mundo mejor. Cualquier protesta podría ser la última para cualquier manifestante, y todos saludarán la muerte tarde o temprano, pero la mayoría no habrá demostrado el heroísmo de Garrett Foster, y la mayoría no ganará una muerte tan heroica. Todos deben tomar el fusil de Garrett y ponerlo al servicio al pueblo, para que puedan vivir y morir por el pueblo.

No hay un llamado superior, y no dejara de sonar. Las condiciones en los Estados Unidos son inaceptables y deben combatirse hasta el final. Ningún destino es peor que permitir que continúe el imperialismo estadounidense. Garrett, antes de su muerte, se unió al canto “¡revolución, la única solución!” y debemos expresar a nuestros lectores, nuestros amigos y nuestras familias que todos debemos decir esto, y decirlo desde el fondo del corazón del tamaño de Garrett, con el coraje y la perseverancia de Whitney.

Hacemos un llamado a todos nuestros seguidores para que brinden su apoyo, amor y gratitud a Whitney Mitchell, y presten el juramento de parecerse más a Garrett Foster, quien murió luchando por las vidas negras, al servicio del pueblo. Llamamos a conmemoraciones anuales en la noche del 25 de julio a nombre de Garrett Foster y la lucha por la liberación las personas negras.

“¡HONOR Y GLORIA A GARRETT FOSTER, SIERVO DEL PUEBLO Y DEFENSOR DE LAS VIDAS NEGRAS!”