Austin: Se Identificó al Oficial Que Disparó al Manifestante Joven Brad Levi Ayala

Por Sandra Harris

Brendan Walsh, un sabueso independiente en línea, ha descubierto la identidad del policía que disparó al Brad Levi Ayala, un adolescente de Austin de dieciséis años. Texas Monthly, un medio de comunicación burgués, recurrió a la investigación de Walsh cuando ellos contactaron con la policía de Austin, que a su vez confirmó el 29 de julio que Nicholas Gebhart, un veterano del APD con siete años de experiencia, fue el oficial que disparó a Ayala con una bala de goma durante el Levantamiento de Mayo.

Walsh, un residente de Austin sin antecedentes de investigación, inició la cuenta de Instagram @justice4ayala y comenzó a reunir pruebas de vídeo y fotos para identificar al oficial que disparó a Levi Ayala el 30 de mayo.

Un portavoz del APD respondió a las preguntas del Texas Monthly: “Podemos confirmar que el oficial Gebhart es el oficial involucrado en este incidente.”

En 2018, Gebhart estuvo involucrado en el asesinato de Thomas Álvarez junto con otros 6 oficiales que dispararon sus armas durante una persecución tras un robo de coche. La fiscal del condado de Travis, Margaret Moore, dictaminó más tarde que los oficiales estaban justificados en su uso de la fuerza y negó presentar el caso a un gran jurado para su acusación.

Hace casi un mes, la policía de Austin facilitó los nombres de cinco agentes de policía, afirmando que serían puestos en servicio administrativo remunerado debido a sus empleos de una fuerza “menos letal” durante los levantamientos. Entre estos incidentes se encontraban Brad Levi Ayala y Justin Howell, un joven de 20 años, que también recibió un disparo en la cabeza durante las protestas. El APD no había identificado cuáles fueron los incidentes exactos en que participaron los oficiales Nicholas Gebhart, Kyu An, John Siegel, Derrick Lehman y Kyle Felton, citando “las investigaciones en curso” como su razón para limitar la información.

“Se está manteniendo al público en la oscuridad sobre un tema que no sólo afectó a una víctima de la brutalidad policial, sino a muchas,” dijo Walsh al Texas Monthly. Él también evaluó correctamente que las cámaras corporales usadas por los oficiales de policía y otras reformas no han proporcionado más transparencia – razón por la cual Gebhart ha sido protegido con éxito por el APD.

“Hemos cooperado con la policía en experimentos de cámaras corporales, y ellos solamente las han apagado,” dijo Walsh. “Escuchamos que había material disponible para la policía y los tiroteos, pero fue destruido. Las pruebas de video se entregan y permanecen con los fiscales durante meses, incluso años, mientras el público exige verlas.”

En mayo, el APD adoptó una nueva política que requeriría que las grabaciones de vídeo y audio se publiquen en un plazo de 60 días a partir de las lesiones graves o los asesinatos. Esta semana, la policía de Austin publicó el video del tiroteo de Mike Ramos, aunque después el gerente de la ciudad, Spencer Cronk, retrasara la publicación del video, declarando que el APD no había seguido el procedimiento adecuado. El APD anunció el 15 de julio que tampoco publicaría los videos de “incidentes críticos” relacionados con las protestas durante el período de 60 días.

La gente sabe que no puede esperar por la “transparencia” de la policía. No hay una verdadera justicia que venga a través de estas reformas. El APD, como todos los departamentos de policía, están haciendo todo lo posible para retener información y proteger a sus oficiales que brutalizan y asesinan a la gente. Los ataques a jóvenes como Brad Levi Ayala y Justin Howell han dejado daños permanentes y ambos se enfrentan a una larga recuperación debido a la brutal violencia del APD.

Nicholas Gebhart hirió de manera permanente a Brad Levi Ayala. No sólo sigue teniendo un trabajo con sueldo y beneficios en el APD, sino que su conexión con el ataque a Ayala habría permanecido en secreto si no fuera por el diligente trabajo de Walsh. El atacante de Justin Howell y los otros heridos por la policía de Austin aún no han sido identificados más allá del grupo de nombres que el APD dio a conocer hace un mes. De manera similar, el asesino de Garrett Foster, el sargento Daniel Scott Perry, que condujo con malicia un vehículo hacia un grupo de manifestantes, permaneció protegido por el APD, hasta que fue expuesto por el Tribune.

La gran cantidad de fotos, videos y documentación de las protestas que el estado suele aprovechar con el fin de vigilar y rastrear a las personas irónicamente se utilizaron en este caso contra la policía. Incapaz de confiar en los métodos burocráticos habituales para distraer y retrasar la responsabilidad, el pueblo está dispuesto a buscar una verdadera justicia para los que han sido víctimas de la brutalidad de la policía y otros reaccionarios.

Brendan Walsh se encuentra en la ladera donde Brad Ayala fue disparado (Fuente: Texas Monthly)