Profundización de la Crisis Financiera, la Más Grave Contracción Económica Reportada en la Historia

Por Peter Cherry

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos registró la más grande caída de la actividad económica, lo que demuestra que la economía se redujo un 32.9 por ciento en el segundo trimestre del 2020.

Este informe se produce en medio de la creciente crisis mundial de sobreproducción que quedó clara a principios de año y disminuyo el crecimiento económico del primer trimestre por 5%. También se produce después de la segunda semana en que las solicitudes de desempleado aumentaron a pesar de que muchos estados “reabrieron” y personas han temporalmente regresado a trabajar. Esto demuestra cómo la sobreproducción conduce a una infra-capacidad crónica de producción en las empresas trabajadoras, y va acompañada de desempleo masivo.

Productos se han producido en gran número, pero debido al hecho de que no se han vendido, las fábricas se mantienen cerradas y los almacenes acumulan los bienes que las masas de personas necesitan. El crecimiento de los salarios de los trabajadores ha caído o se sitúa al nivel más bajo en años.

Del mismo modo, se ha producido una caída correspondiente de precios. Con la espera de que los precios reboten, los capitalistas mantienen una capacidad minima a las fábricas despidiendo y deteniendo la producción con el objetivo de finalmente vender productos con ganancia con el tiempo. Poco a poco, destruyen los productos que ya se han creado o los mantienen almacenados hasta que cambien las condiciones. Esto ha perjudicado a los capitalistas que poseen pequeñas empresas, encontrándose declarando un número récord de bancarrotas por su incapacidad de mantenerse a flote.

La economía de la zona euro también se redujo un 12.1 por ciento en el segundo trimestre de este año, mientras que el PIB global de la UE se contrajo un 11.9 por ciento, según la oficina de estadísticas del bloque, Eurostat. España registró la peor contracción con un 18.5 por ciento, seguida de Portugal, Francia, Italia y Alemania.

China no experimentado fuertes caídas de actividad económica, pero su nivel de manufactura sólo ha rebotado marginalmente, y es probable que los mercados bursátiles asiáticos respondan negativamente a las fuertes caídas registradas en este trimestre. Es probable que la crisis general del imperialismo dé lugar a una caída de las manufacturas en estas economías impulsadas por las exportaciones y exacerbará las contradicciones entre los países oprimidos y los países imperialistas. Los países oprimidos por el imperialismo enfrentarán precios de exportación más bajos y, por lo tanto, una menor actividad económica.

Desde que comenzó la crisis, el consumo personal de productos básicos por parte de los trabajadores estadounidenses, que representa dos tercios de todas las compras realizadas en la economía, ha disminuido hasta en un 25 por ciento. Feeding America, la mayor red de bancos de alimentos sin fines de lucro, ha informado que aquellos trabajadores que tienen hambre y no tienen acceso a comida podrían aumentar de 37 millones a 54 millones. La organización sin fines de lucro Oxfam America también ha señalado que la crisis capitalista podría llevar a una muerte de hasta 12,000 personas al día.

A medida que el beneficio por desempleo de $600 por semana termino, los demócratas y republicanos están a días de ir al recreo y todavía no han llegado a un acuerdo sobre el paquete de ayuda adicional. Ambas partes han utilizado la falta de trabajo y la desesperación por obtener salarios para empeorar notablemente la posición de la clase obrera. Quieren dar pequeñas recompensas económicas a cambio de la destrucción de valor social que los trabajadores han sufrido, algunos representantes argumentan que los beneficios de desempleo sólo deberían ser el 20 por ciento de lo que eran los ingresos de los trabajadores antes de la crisis. Pretenden utilizar la crisis como una oportunidad para intensificar la mano de obra en las fábricas y almacenes, utilizando a los que están sin empleo para bajar los salarios de los trabajadores.