México: Sin Análisis de Clase No Hay Emancipación de Mujeres

Por Nélida Tello

El viernes pasado, organización no gubernamental (NGO) Ni Una Menos México ocupo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la Ciudad de México, exigiendo justicia por las mujeres victimas de abuso sexual, desapariciones, y asesinatos extrajudiciales. Esta toma, y las protestas de mujeres antes que esta, han fallado el educar a las mujeres a como luchar contra los enemigos clasistas mas grandes, en gran parte el Imperialismo de los E.U. En su lugar, las colectivas de mujeres y NGOs continúan el enfatizar la contradicción entre mujeres y hombres, borrando la raíz de la opresión contra la mujer: la propiedad privada.

La CNDH fue originalmente tomada por dos mujeres de San Luis Potosí que, el miércoles 2 de septiembre, se encadenaron a unas sillas dentro de la CNDH después de sus fallados intentos de juntas con representativos. Para el viernes, ambas mujeres terminaron su manifestación y fueron acompañadas por representativos de la CNDH a sus estados hogar.

Ni Una Menos es un NGO que origino en Argentina en el 2015, y se ha esparcido alrededor de Latino América. Ni Una Menos trabaja junto a la Organización de las Naciones Unidas, el cuerpo internacional en servicio de el imperialismo de E.U. y Europa que sirve como policía y utiliza ayuda humanitaria como una herramienta de intervención a países opresos. Ni Una Menos organiza acciones histriónicas de interés imperialistas a través de la ONU, como el “pintar a México de Naranja,” o el llevar a cabo campañas de 16 días para traer mas atención a la violencia contra las mujeres. 

Lideres de Ni Una menos México, Yesenia Zamudio y Erika Martínez, han declarado que el edificio de la CNDH no será entregado hasta que sus exigencias sean respondidas completamente, con llamados a la toma de otros edificios y oficinas alrededor del país. Zamudio y Martínez tuvieron una junta con la secretaria del estado Mexicano Olga Sánchez Cordero el Miércoles para la entrega de exigencias, las dos fuerzas de reconvendrán en Septiembre 17 para seguir negociando. 

A partir del jueves, 10 septiembre, mujeres en Morelia levantaron retratos profanados de el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y antiguo presidente Francisco I. Madero afuera de las oficinas de la CNDH, similares a la propaganda llevada a cabo en la ciudad de México. En Ecatepec, mujeres ocuparon el edificio de la Comisión de Derechos Humanos del Estado De México (CODHEM), exigiendo la renuncia de varios miembros de su personal. 

La toma de la CNDH en la ciudad de México sirve como un albergue para las mujeres y niños, con la meta de darle hogar a mujeres de todo el país, con alrededor de 30 mujeres y niños viviendo en este edificio actualmente.

Fondos han sido recaudados para ayudar a las mujeres por medio de la venta de bandanas moradas y verdes, las cuales han sido asociadas con los nacientes “revoluciones de color” guiadas por el imperialismo de E.U. En dos semanas, retratos profanados de los presidentes Francisco I. Madero y Benito Juárez, al igual que revolucionarios Miguel Hidalgo y José María Morelos se han puesto en subasta. El retrato de Madero empezara la subasta en 70 mil pesos ($3,200 Dólares de E.U.)

La profanación de símbolos anticoloniales y revolucionarios es un acto particularmente aborrecible, ya que prosigue la tesis burguesa que reclama que la opresión de la mujer se origina de el machismo en lugar de la propiedad privada, lo cual niega las características progresivas y revolucionarios de estos hombres. Ambos Miguel Hidalgo y José María Morelos lucharon contra los colonizadores Españoles durante la Guerra de Independencia Mexicana para el beneficio de todas las mujeres Mexicanas. Benito Juárez fue el primer presidente indígena de México, y lucho contra la invasión Francesa en México. Francisco I. Madero fue una figura líder en la revolución Mexicana y en la toma de poder en contra de el dictador Porfirio Díaz. 

Tomando la CNDH solo les sirve a pocas mujeres involucradas en la acción. No puede terminar la opresión de las mujeres, y oculta el rol de la opresión nacional en proseguir el estatus de segunda clase de las mujeres mexicanas al preservar el semi-feudalismo y el semi-colonialismo. 

El incremento de manifestaciones de mujeres en México este ultimo año ha servido los intentos de imperialistas de E.U. en su búsqueda de un cambio de régimen en contra de el demócrata-socialista AMLO y siguen un patrón similar a las intervenciones fundadas por E.U. alrededor del mundo con sus supuestas revoluciones de color, las cuales fueron usadas en los países antiguamente aliados a los soviets en Europa del Este y otros lugares.

En agosto del 2019, mujeres en México se manifestaron militarmente en contra de la violación de una niña de 17 años a manos de 4 oficiales de la policía. Durante estas demostraciones, mujeres manifestantes combatían junto hombres que se unieron a estas acciones en solidaridad. En octubre de ese año, las mujeres asociadas con la “Ola Verde” exigían abortos legales, seguros y gratis. En noviembre, una “Ola morada” se vio en la Ciudad de México, exigiendo el fin a la violencia contra las mujeres. En enero, mujeres manifestaron sobre el asesinato de activista Isabel Cabanillas de la Torre, que trabajo con El Observatorio, un NGO patrocinado por Red Mesa de Mujeres, la cual es fundada por la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos. El día Internacional de Mujeres Trabajadoras, incorrectamente nombrado M8 por los NGOs de América Latina, ha sido liquidado de su historia comunista, y reemplazado con la ola morada que exige la liberación de las mujeres sin conflicto de clases. En las ultimas semanas, mujeres también se han manifestado en contra de la violencia femenil en Guanajuato, León y Ciudad Juárez, Chihuahua; manifestantes en ambas ciudades recibieron fuerte represión del estado. 

El imperialismo de E.U. ha utilizado estratégicamente las manifestaciones desorganizadas e ideológicamente eclécticas de las mujeres para su beneficio. Usa los levantamientos como campamentos de entrenamiento para deshacerse de AMLO. También depende de los NGOS para promover la contradicción entre hombres y mujeres, y el continuar con sus campañas histriónicas en contra de la opresión de las mujeres que no amenacen el imperialismo de los E.U. La toma de la CNDH, a la larga solo sirve el imperialismo de los E.U. porque se niega a tomar conflicto de clases.

Lo que esta en el interés de el imperialismo de los E.U. no es lo que esta en el interés de los trabajadores y campesinos de México, y por ello no puede estar en el interés de la mayoría de las mujeres Mexicanas. Sin el uso de Marxismo para desarrollar y comandar los movimientos de obreros, los levantamientos en masa organizados por la burguesía, los anarquistas, y los postmodernistas siempre servirán como los soldados de el imperialismo de los E.U.