Austin: Una Marcha de Solidaridad con Louisville Muestra una Creciente Unidad entre Manifestantes

Por Mike Talavera


Una protesta exigiendo justicia popular para Breonna Taylor el miércoles por la noche empezó cerca del ayuntamiento de Austin antes de atravesar por el centro de la ciudad, repelando elementos atrasados, y evadiendo la persecución de la policía. Once manifestantes fueron arrestados, pero la marcha continuó mientras los manifestantes gritaban la consigna, “De Austin a Louisville – Lucha por Breonna Taylor!” y finalmente culminó en sus propios términos.


Más temprano ese día, el fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, anunció que un gran Jurado no había acusado a ningún policía por el asesinato de Breonna Taylor y solo había acusado al ex official Brett Hankison, quien disparo 10 balas en el apartamento de Breonna, por “poner en peligro a alguien con agravantes.” En respuesta, la gente de Louisville y muchas otras ciudades se rebelaron contra el descarado desdén de la clase dominante por las vidas negras. Al menos dos agentes de policía resultaron heridos en Louisville el miércoles por la noche después de que dispararon gases lacrimógenos quienes respondieron con disparos.


El fin de semana pasado en Austin, Austin Justice Coalition organizó un evento en el ayuntamiento como parte de un Día Nacional de Acción por Breonna Taylor, y grupos como Star Power Blac Kollective, Peace In Austin y Mike Ramos Brigade (entre otros) hablaron y se unieron en torno a los llamamientos para acabar con el racismo y para cambiar la sociedad.


Esa unidad se trasladó a la acción del miércoles, donde MRB tomó un papel protagónico, junto con otras organizaciones como SPBK y Movimiento Femenino Popular. Un orador de MRB relacionó la falta de acción de Cameron en el caso de Breonna con la negativa de la fiscal de distrito de Austin Margaret Moore a poner a los oficiales que asesinaron a Mike Ramos en abril ante un gran jurado. “Y al mismo tiempo, no dudan en criminalizar, acosar y acusar a los manifestantes,” dijo. “¡Esta es una contradicción que no se mantendrá!”


Después de que la multitud obligara al camarógrafo independiente Hiram García por su historial de alinearse con la policía y no con manifestantes, los manifestantes iniciaron la marcha y tomaron las calles, gritando “¡policiales asesinos andan libres! ¡Merecen sangrar!” y “¡A los policiales por todos lados les encanta matar! ¡Austin apoya a Louisville!”


Cuando la policía se lanzo sobre los manifestantes y empezó a arrestarlos, el grupo se unió y siguió marchando, gritando el nombre de Breonna Taylor y expresando su solidaridad con Louisville. En un momento, la reportera de InfoWars, Savanah Hernandez, fue identificada en la multitud quienes le arrebataron su cámara a golpes. Las mujeres lideraron el cargo de atacar a la reaccionaria y obligarla a retirarse de la multitud.


Ya sea a través de mítines o marchas, el movimiento por las vidas negras en Austin se ha fortalecido a través de la lucha por la unidad de principios, y los sacrificios de héroes como Garrett Foster han forjado nuevos luchadores en las calles. El hecho de no acusar a los asesinos de Breonna no ha desanimado a la gente, pero ha dejado en claro las líneas entre amigos y enemigos del movimiento.