Cientos de Niños Migrantes No Pueden Ser Reunidos Con sus Padres

Por Nélida Tello

En una presentación en la corte el martes, la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU) y el Departamento de Justicia de los E.U. documentaron que los padres de 545 niños migrantes, separados en la frontera de El Paso, TX por un programa piloto de ‘separación familiar’ en el 2017, no pudieron ser localizados.  Las estimaciones del Gobierno concluyen que alrededor de dos tercios de los padres han sido deportados a América Central, complicando el proceso de reunión. Adicionalmente, un abogado de ACLU reporto que, de los 545 niños, 360 no fueron considerados en el proceso.

Mas de 1,000 familias fueron separadas bajo este programa piloto en el 2017, que fue diseñado por el ex Fiscal General de los E.U. Jeff Sessions. Este era un prototipo de política de cero tolerancias implementado por la administración de Trump en mayo del 2018, el cual separo alrededor de 2,800 familias a través de la frontera Estados Unidos-México. 

Después de protestas publicas y una demanda de ACLU, una orden ejecutiva terminando la separación familiar fue pasada en junio 2018. Aunque esta orden detuvo las separaciones, estas continuaron hasta el 2019. La orden ejecutiva no incluía el reunir a las familias separadas bajo este programa piloto, que fue implementado sin ningún plan para encontrar a las familias o el reunirlas. Hasta que una orden de la corte de California en el 2019 exigió la reunión de estas familias, muchos padres ya habían sido deportados, y solo 485 de ellos pudieron ser contactados. 

La Administración de Obama también detuvo a familias inmigrantes en la frontera, y aunque mantuvieron a estas familias juntas, las condiciones en estos centros de detención no eran muy diferentes a las condiciones bajo la administración de Trump, continuando con su modelo carcelero. Las políticas de Obama sobre la detención de familias migrantes era deportación lo más rápido posible, y su enfoque en terminar con la inmigración llevo a la deportación de mas inmigrantes que Trump durante su primer término, dejando un precedente para las políticas de separación familiar de Trump.