General Mexicano Arrestado por Tráfico de Drogas

Por Nélida Tello

El exsecretario de Defensa mexicano Salvador Cienfuegos fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el jueves por agentes de la DEA por tráfico de drogas y lavado de dinero. El general ayudó al Cártel H-2, extendiendo protección al cártel y equipamiento militar para el transporte de drogas.

Cienfuegos sirvió 48 años en el ejército mexicano y fue nombrado secretario de Defensa entre 2012-2018, por el expresidente Enrique Peña Nieto. Como el oficial militar de más alto rango, Cienfuegos fue asesor directo de Peña Nieto durante la Guerra contra las Drogas.

La Guerra contra las Drogas fue encabezada por el imperialismo estadounidense a través de la Iniciativa Mérida bajo el ex presidente Felipe Calderón y continuó bajo Peña Nieto. Durante el mandato de Peña Nieto, los homicidios alcanzaron niveles históricos a medida que los cárteles se militarizaron y las operaciones militares se expandieron.

La guerra no detuvo el flujo de drogas a Estados Unidos ni la producción de drogas en México. En cambio, el imperialismo estadounidense utilizó la guerra para reprimir y controlar al pueblo mexicano y regular el mercado de las drogas en ambos países.

Cienfuegos usó a los militares para llevar a cabo ataques contra cárteles rivales, informar a los líderes del Cártel H-2 de operaciones y pesto equipo militar para transportar drogas como heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana.

El Cártel H-2 se formó a partir de una fracción del Cártel de Sinaloa dirigido por los hermanos Beltrán-Leyva. Juntos Héctor Beltrán-Leyva, alias “El H” y su segundo al mando, Patrón Sánchez, o el “H-2”, dirigían el cártel. En el 2014, “H-2” se hizo cargo del cártel después de que Héctor fue arrestado y desarrolló estratégicamente una alianza con el general Cienfuegos.

El martes, Cienfuegos fue acusado de cuatro cargos de narcotráfico y lavado de dinero. Se le ordenó comparecer ante un juicio en Nueva York y se le negó la fianza ya que su estatus prominente y sus vínculos a México lo convertían en un riesgo de fuga.

El arresto de Cienfuegos se produce 10 meses después del arresto de Genaro García Luna en Texas. Su arresto esta directamente relacionado con la detención del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

García Luna fue acusado de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa, conspiración para importar y distribuir drogas y dar declaraciones falsas. Fue ministro de Seguridad bajo Calderón y supervisó las operaciones para combatir el crimen organizado en México.

El abuso de poder y la corrupción de funcionarios como Cienfuegos y García Luna no son algo nuevo para el pueblo de México. El arresto solo confirma lo que la gente ya sabe; los cárteles y los funcionarios son uno mismo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha afirmado que las detenciones de Cienfuegos y García Luna son ejemplos de la caída del antiguo orden corrupto, pero se equivoca. El imperialismo estadounidense sigue beneficiándose económicamente del mercado de las drogas y sostiene el mercado de drogas para evitar que la gente se levante en rebelión, y sigue siendo el principal enemigo del pueblo mexicano y del mundo. Purgar a los funcionarios corruptos no es suficiente. El imperialismo mismo debe ser eliminado.