Conmemoración del 127° natalicio del Presidente Mao

Por el Consejo Editorial

¿Quién es el Presidente Mao Zedong? Es uno de los más grandes comunistas de todos los tiempos, el líder de dos importantes revoluciones, y el gran teórico que desarrolló el marxismo hasta su tercera y superior etapa.

El Presidente Mao Zedong nació el 26 de diciembre de 1893. Fue el Presidente Mao quien dirigió dos de los tres principales hitos del siglo XX, la Revolución China de 1949 y la Gran Revolución Cultural Proletaria, la más trascendente de todas sus muchas contribuciones. Para comprender las contribuciones del Presidente Mao, es esencial entender el maoísmo. El Partido Comunista del Perú (PCP) declaró en “Sobre el marxismo-leninismo-maoísmo”:

“En cuanto al CONTEXTO en que se desenvolvió el Presidente Mao Tse-tung y se forjó el maoísmo, internacionalmente sobre la base del imperialismo, guerras mundiales, movimiento proletario internacional, movimiento de liberación nacional, lucha entre marxismo y revisionismo y restauración del capitalismo en la URSS, tres grandes hitos históricos cabe destacar en el presente siglo: primero, la revolución de Octubre, 1917, que abre la era de la revolución proletaria mundial; segundo, triunfo de la revolución china, 1949, cambiando la correlación de fuerzas a favor del socialismo; y tercero, gran revolución cultural proletaria, iniciada el 66, como continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado para mantener el rumbo hacia el comunismo. Baste resaltar que el Presidente Mao dirigió dos de estos gloriosos hechos históricos.”

Al ofrecer una breve biografía del Presidente Mao, el PCP señala: “… podemos decir que, nacido el 26 de diciembre de 1893, abrió los ojos en un mundo agitado por las llamas de la guerra; hijo de campesinos tenía siete años cuando la “Guerra de los boxers”; estudiante para maestro estaba por los dieciocho cuando se derrumbó el imperio, se alistó como soldado para después ser gran organizador de campesinos y jóvenes, en Junán su tierra natal. Fundador del Partido Comunista y del Ejército Rojo de obreros y campesinos; estableció el camino de cercar las ciudades desde el campo, desarrolló la guerra popular y con ella la teoría militar del proletariado; teórico de la Nueva Democracia fundó la República Popular; gestor del Gran Salto Adelante e impulsor del desarrollo del socialismo; guía de la lucha contra el revisionismo contemporáneo de Jruschov y sus secuaces, jefe y mando de la Gran Revolución Cultural Proletaria. Estos son hitos que jalonan una vida dedicada cabal y plenamente a la revolución. Tres gigantescos triunfos tiene el proletariado en este siglo; dos corresponden al Presidente Mao y si uno es suficiente gloria, dos lo son más.”

¿Cómo desarrolló el marxismo el Presidente Mao? Mediante el desarrollo de cada una de sus tres partes fundamentales.

Su intervención en la filosofía marxista desarrolló el materialismo dialéctico demostrando que la contradicción es la única ley fundamental de la interminable transformación de toda materia.

Dentro de la economía política marxista, el Presidente Mao hizo los más importantes avances en el desarrollo de la economía política del socialismo, probando que la cuestión entre la restauración y la contra-restauración no está resuelta, probando que la conciencia, la superestructura, puede modificar la base, insistiendo en la necesidad de poner la política en el puesto de mando.

En el socialismo científico, fue el Presidente Mao quien impuso la ley de la violencia revolucionaria como universal sin excepciones. Estableció el camino para los países semifeudales y semicoloniales de rodear la ciudad desde el campo. Expuso que la lucha antagónica entre la burguesía y el proletariado -entre el camino capitalista y el socialista- continúa bajo el socialismo, proporcionando la base para su contribución más trascendente, la continuación de la revolución socialista bajo la dictadura del proletariado hasta el comunismo por revoluciones culturales.

Con la elevación y el desarrollo de estas tres partes, el Presidente Mao desarrolló el marxismo-leninismo para convertirlo en marxismo-leninismo-maoísmo, una tercera y superior etapa, todopoderoso porque es cierto.

Fue nada menos que el Presidente Mao quien resolvió la cuestión de hacer la revolución en el Tercer Mundo con la teoría de la revolución de nueva democracia, donde el campesinado forma la fuerza principal y el proletariado la fuerza dirigente. La revolución de nueva democracia es el proceso necesario para los países oprimidos por el imperialismo y sigue el camino del desarrollo inmediato de la revolución socialista.

En cuanto al Partido, el Presidente Mao demostró que la fuerza impulsora del desarrollo del Partido es la lucha de dos líneas, que es la lucha de clases entre la ideología burguesa y la proletaria que existe en el propio Partido, haciendo que el papel de la ideología tenga la mayor importancia en la vida del Partido.

La teoría maoísta del Ejército revolucionario es también un desarrollo significativo. El Presidente Mao enseñó que el Ejército tiene tres tareas imprescindibles: luchar (la tarea más importante), producir (para no convertirse en parásito sobre las masas) y movilizar a las masas (todos los combatientes son también propagandistas). Abandonar cualquiera de estas tareas significa la ruina de las fuerzas revolucionarias. Lo importante es que el Partido Comunista dirige su ejército y que el pueblo es más importante que las armas. Los combatientes son educados políticamente para comprender la ideología del Partido y del proletariado.

Mao enseña que el Ejército y el pueblo se apoyan entre sí, que los combatientes del Ejército deben integrarse con las masas y que el pueblo no tiene nada sin su Ejército en su seno. Bajo la dirección del Presidente Mao, el Ejército Popular de Liberación dirigió el armado de las masas a través de la Milicia Popular, dando un paso gradual siguiendo a Marx y Lenin hacia el mar de las masas armadas.

El Presidente Mao, a través de su magistral aplicación del marxismo-leninismo a China, desarrolló el Frente Único, un frente para la conquista del poder dirigido por el Partido Comunista, finalizando así la teoría de manera comprensible por primera vez.

El Presidente elaboró la única estrategia militar del proletariado: La Guerra Popular, una guerra fluida de tres etapas donde la lucha de guerrillas adquiere un carácter estratégico y puede superar una fuerza militar superior a través de una lucha prolongada. En su aplicación en China la guerra de liberación nacional se prolongó durante más de 20 años hasta que las últimas ciudades fueron rodeadas y se alcanzó el poder total del país en 1949.

La GRCP resuelve la cuestión de derrotar la restauración capitalista continuando la revolución socialista bajo la dictadura del proletariado. La GRCP fue la mayor movilización política de masas en la historia del planeta. Tenía un triple propósito: consolidar la dictadura del proletariado, prevenir la restauración capitalista y construir el socialismo. A diferencia de los puntos de vista de los reaccionarios, la restauración capitalista en China después de la muerte del Presidente Mao no refuta su teoría, sino que demuestra que es completamente necesaria y universal. La cúspide absoluta de la GRCP, su cumbre más alta, fue el desarrollo de los Comités Revolucionarios como medio para administrar la nueva sociedad con tres factores importantes: comunistas, militares y masas.

El Presidente Mao fue un internacionalista incansable. Bajo su dirección, la China revolucionaria se convirtió en el centro de la revolución proletaria mundial, y fue el Presidente y ningún otro quien expuso el declive final del imperialismo y su derrota pendiente. Entendiendo que el imperialismo es un gigante con pies de barro, Mao expresó que el mundo estaba entrando en la etapa en la cual sería barrido para siempre de la faz de la tierra. Demostró que el mundo en ese momento se enfrentaba a dos grandes fuerzas imperialistas: los imperialistas estadounidenses y los social-imperialistas soviéticos. Tras lo cual, todas las revoluciones deben determinar su enemigo principal y luchar contra él, a la vez que se protegen contra la cooptación de las potencias y superpotencias imperialistas secundarias. El Presidente Mao demostró que en la lucha de clases global se delinean tres mundos.

¿Qué es lo fundamental en el maoísmo?

El poder es fundamental en el maoísmo, es decir, la conquista y la defensa del poder político por el proletariado. El PCP expresa que esto significa: “Lo fundamental del maoísmo es el Poder. El Poder para el proletariado, el Poder para la dictadura del proletariado, el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista. Más explícitamente: 1) El Poder bajo dirección del proletariado, en la revolución democrática; 2) el Poder para la dictadura del proletariado, en las revoluciones socialista y culturales; 3) el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista, conquistado y defendido mediante la guerra popular.”

La lucha por imponer el maoísmo como único mando y guía de la revolución proletaria mundial fue iniciada por el PCP en 1982 y ha dado grandes pasos hoy en día. El marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo, con las contribuciones de validez universal del Presidente Gonzalo, se está ampliando como base de la unidad de la mayoría de los partidos y organizaciones comunistas auténticos de todo el mundo. Las luchas entre dos líneas en torno al maoísmo continúan. Como señala el PCP, algunos se niegan a unirse, y otros siguen comprometidos sólo con el Pensamiento Mao Zedong y no aplican el “ismo”, negando así la universalidad de las contribuciones del Presidente. Hoy en día, también hay una marca conservadora y pervertida de los que practican el revisionismo y dicen seguir el MLM. Estos existen tanto en los EE.UU. como en el extranjero y deben ser derrotados a través de la lucha ideológica.

El maoísmo es la ideología del proletariado, todopoderoso porque es cierto. Dentro de ella está la doctrina más poderosa basada en las enseñanzas de los grandes maestros, Marx, Engels, Lenin, Stalin, Mao y Gonzalo. Entre ellos, tres se encuentran arriba: Marx el fundador, el gran Lenin, y el Presidente Mao, de quien la ideología gana su nombre. Entre estos tres, es principalmente el Presidente Mao quien concentra las enseñanzas y las lleva a la actualidad.

El maoísmo contiene principios inmutables que son universales para todos los países:

La contradicción, la única ley fundamental de la incesante transformación de materia;

Las masas hacen la historia y “La rebelión se justifica”;

La lucha de clases, la dictadura del proletariado y el internacionalismo proletario;

La necesidad de que el Partido Comunista Marxista-Leninista-Maoísta aplique con firmeza la independencia, la autodeterminación y el autoapoyo;

Luchar contra el imperialismo, el revisionismo y la reacción de forma inseparable e implacable;

Conquistar y defender el Poder con la Guerra Popular;

Militarización del Partido y construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución;

La lucha de dos líneas como fuerza impulsora del desarrollo del Partido;

Constante transformación ideológica y siempre poniendo la política en el puesto de mando;

Servir al pueblo y a la revolución proletaria mundial.

Un estilo de trabajo correcto con absoluta falta de interés propio.