La policía asesina a otro hombre en Riverside

Esta es una historia en desarrollo, Tribune of the People ofrecerá actualizaciones a medida que surjan los hechos.

Por Dimitri Sans

Foto de Alexander de las redes sociales, identidad confirmada por la familia

Ayer por la noche, el Departamento de Policia de Austin mató a tiros a otro hombre, identificado como Alexander Gonzales, a unas cuadras de donde mataron a tiros a Mike Ramos el año pasado, un caso que provocó protestas en toda la ciudad. Un oficial de policía en un vehículo sin identificación le disparó al hombre que conducía en el sureste de Austin, lo que provocó que se estrellara al costado de la carretera, según testigos. Fue cuando llegaron otros oficiales uniformados que la situación se agravó y, en cuestión de minutos, la policía le disparó varias veces al hombre, matándolo cuando iba a ver a un bebé en la parte trasera del carro. La policía también hirió a una mujer en el asiento del pasajero, a quien se puede escuchar llorar por su bebé en una versión sin cortes del video del tiroteo grabado por un inquilino de un apartamento cercano obtenido por Tribune:

El jefe del Departamento de Policia de Austin, Brian Manley, afirma que el oficial fuera de servicio fue interrumpido por el vehículo de la víctima y que la víctima blandió una arma. El oficial fuera de servicio, en lugar de apartarse de la situación y reportar la situación, disparó contra el vehículo. La policía y los medios de comunicación de la clase dominante ya han comenzado a darle vueltas a esta historia a medida que se desarrolla. Lo que sabemos es que la víctima fue baleada cuando iba a ver cómo estaba su pareja herida con su bebé en el asiento trasero y que la policía le disparó varias veces cuando metió la mano en la parte trasera del carro donde se encontraba el bebé.

Un testigo mostró su enojo por la manera en que la prensa de la clase dominante ha culpado al conductor mientras exonera al policial. “Espero que haya disturbios en esta ciudad,” le dijo a Tribune.

La mujer herida es una mujer hispana de 33 años que ha sido hospitalizada en condición estable. No se hizo daño al bebé pero está en el custodio de los servicios sociales que sostiene que van a liberarlo a su familia.

SUPPORT REVOLUTIONARY JOURNALISM

While you’re here, please consider donating so we can continue serving the people with our reporting!

Click to Donate