Austin: Familia y comunidad honra a Alex González, demanda justicia

Por Nélida Tello

El fin de semana pasado, activistas y miembros de la comunidad se unieron a la familia de Alex Gonzales Jr., el joven latino asesinado por el Departamento de Policía de Austin (APD) el 5 de enero, en dos vigilias en su honor y para exigir justicia. Además, los activistas se manifestaron frente a la sede del APD contra el asesinato policial el mismo fin de semana.

El 8 de enero, los miembros de la comunidad celebraron la primera de dos vigilias en honor y memoria de Alex Jr. con la asistencia de su familia. Se vieron carteles que exigían justicia popular por su muerte, así como otros con el lema “¡Austin no tiene confianza en APD!” y “¡APD asesinó a Alex mientras revisaba a su hijo pequeño!”

Los manifestantes en la vigilia plantearon la demanda de que se despidiera al jefe de APD, Brian Manley, y acusaron a Manley de ser responsable del asesinato de Alex Jr. a manos de agentes de APD.

Un orador que se dirigió a la multitud agitó contra la narrativa policial que ha intentado justificar el asesinato de Alex Jr. alegando que blandía un arma. El orador explicó la necesidad de luchar por una sociedad mejor, una en la que la clase trabajadora tenga el poder y luche para acabar con la explotación y la opresión, y terminó el discurso dirigiendo a la multitud en la consigna: “¡Osar luchar! ¡Osar vencer!”

Al día siguiente, se llevó a cabo una manifestación fuera de la sede de APD donde los manifestantes gritaron: “¡APD volvió a matar! ¡Organízate y defiende!”

La familia de Gonzales y los miembros de la comunidad también se reunieron más tarde el día 9 para honrar a Alex Jr. en el sitio de su memorial.

En la vigilia, la madre de Alex Jr., Elizabeth Gonzales, instó a la multitud a no tener miedo de APD y unirse a la lucha exigiendo justicia por el asesinato de Alex. Ella le dijo a la multitud que estaba decidida a luchar hasta la muerte por su hijo y perseguir a los dos policías que lo mataron.

Alex Sr. expresó que su hijo murió como un héroe al, luego de recibir un disparo en la cabeza, revisar a su hijo de dos meses en el asiento trasero del vehículo así como a su compañera, Jessica Arellano, quien había sido baleada por el oficial de policía de Austin en servicio.

SUPPORT REVOLUTIONARY JOURNALISM

While you’re here, please consider donating so we can continue serving the people with our reporting!

Click to Donate