Maestros hacen huelga, o amenazan hacerla, en varias ciudades

Por Brian Martel, con contribuciones por David Martinez

Frustrado por antiguas reivindicaciones laborales, que ahora se han agravado debido a la pandemia Covid-19 y sus efectos tumultuosos sobre los salones de clase, los maestros de varias ciudades a través de los EEUU comienzan a hacer huelga y amenazan hacer huelga para luchar por sus reivindicaciones tanto sanitarias como económicas. Maestros en Chicago y Washington DC están a punto de ir a la huelga, y en los suburbios de Pittsburgh los maestros han estado recorriendo los piquetes. 

Maestros se han movilizado en respuesta a la reapertura de clases, con los sindicatos de maestros en Chicago y DC expresando su escepticismo sobre las actuales precauciones sanitarias. Luchan para compromisos concretos para proteger a la salud de los maestros, que se han encontrado con la resistencia de los funcionarios públicos, que restan importancia a las preocupaciones.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) se enfrentó a la alcaldesa Lori Lightfoot, quien ha intentado poner los padres en contra de los maestros. En una conferencia de prensa, dijo, “Se acabo mi paciencia con retrasos de los dirigentes del CTU.”

El fin de semana pasado, el CTU votó para rechazar el trabajo presencial hasta que se llegue a un acuerdo, y solamente han llevado a cabo el aprendizaje a distancia, desafiando los planes de la ciudad para que vuelvan a los salones de clase. El miércoles, algunos maestros que intentaron registrarse en las plataformas remotas se encontraron bloqueados. Si las negaciones fracasan, una votación a favor de una huelga en toda regla sería inminente. 

Los maestros en DC también contemplan un voto para hacer huelga. Han citado los edificios en mal estado como una de las preocupaciones principales que podría ayudar a propagar Covid-19 y pidieron inspecciones exhaustivas de todas las instalaciones. La alcaldesa de DC, Muriel Bowser, pidió por una orden judicial para prohibir que los maestros se declaren huelga.

El lunes, maestros de la Asociación de Educación de Keystone Oaks (KOEA), en un suburbio de Pittsburgh, se pusieron en huelga tras negociaciones con el Distrito Escolar de Keystone Oaks, negociaciones que no lograron garantizar las reivindicaciones económicas de los maestros. 

KOEA lleva más de un año negociando con el Distrito Escolar de Keystone Oaks, que abarca varios suburbios de Pittsburgh. Maestros allí han trabajado sin un contrato desde el 30 de junio de 2020. 

Según la KOEA, el distrito escolar “pronto va a recibir alrededor de `medio millón de dólares en fondos de la ley de CARES,” por una suma total de $2 millón en fondo adicionales gubernamentales para este año escolar. A pesar de ello, la escuela se negó a otorgar a los maestros su aumento anual para 2020.

Los maestros de Keystone han permanecido en piquete en la nieve todos los días desde que comenzó la huelga a principio de este mes. Miembros de la comunidad, estudiantes, y sus familias han apoyado a los trabajadores en huelga con donaciones de comida y bebidas. También, estudiantes y simpatizantes también han sostenido carteles junto a los maestros en huelga. 

“Creo que los maestros merecen lo que se merecen, ya sea precauciones de seguridad de Covid o unos salarios justos. Yo lo apoyo,” dijo Tim, un residente de Dormont.  “Siendo padre, comprendo también la dificultad de no tener a sus niños en la escuela. Pero también se trata de estar unidos y la unidad […] Creo que son mal pagados, es un problema sistémico.”

El jueves, la Asociación de Educación de la Área de Mars (MAEA), al norte de Pittsburgh, anunció que intentará hacer huelga el 19 de febrero si no se llega a un acuerdo con su distrito escolar.