Chile: Miles de personas protestan por el asesinato policial de un artista callejero, se incendian diez edificios gubernamentales

Credito de foto: Alicia Caceres/Aton para Chile/AFP por Getty Images

Por Nélida Tello

La policía de la ciudad de Panguipulli, Chile asesinó a Francisco Martinez, 27, el 5 de febrero durante un control de identification, provocando protestas masivas en todo el país. En Panguipulli, los manifestantes prendieron fuego a 10 edificios gubernamentales, incluido el ayuntamiento. 

En la capital de Chile, Santiago, miles de manifestantes tomaron las calles exigiendo justicia para Martinez, e igual que en las protestas en Panguipulli, barricadas se erigieron y se usaron piedras contra la policía. 

Martinez, un artista callejero de la ciudad bien conocido, estaba realizando un acto de malabarismo en una intersección del centro de la cuidad cuando la policia solicitaron su tarjeta de identificación. 

Los agentes de la policía procedieron a disparar a Francisco cinco veces después de que no presentara identificación cuando la solicitaron. Según la hermana de Francisco, él había perdido su tarjeta de identificación años antes. Le dispararon cuatro veces en las piernas antes de que la bala fatal se disparara en su pecho. Murió en el lugar de los hechos. 

La policía se negó a prestar primeros auxilios a Francisco, dejándolo morir. Una enfermera cercana asistió al joven de 27 años durante todo el tiempo que pudo y otros transeúntes se enfrentaron con valentía a la policía y protegieron a Martínez mientras yacía en la calle. Las imágenes de los disparos de la policía circularon ampliamente por las redes sociales.

La noche del asesinato policial, miles de personas se reunieron en todo Panguipulli y exigieron de forma combativa justicia para Francisco. Se produjeron enfrentamientos con la policía, que utilizó gases lacrimógenos y reprimió fuertemente la protesta.

No fue el primer enfrentamiento entre la familia Martínez y la policía. La hermana de Francisco confirmó que la policía arrojó a su hijo al río Mapocho durante los levantamientos de 2019.