47 Muertos mientras proveedores de energía establecen apagones

Crédito de fotografia: Tamir Kalifa/The New York Times

Por Emma Williams

A partir del jueves por la noche, 47 personas han muerto después de que el país fuera golpeado por una extrema tormenta invernal. Más de la mitad de los muertos fueron en Texas, en gran medida por la mala gestión por Southwest Power Pool (SPP) y el Electric Reliability Council of Texas (ERCOT).

La parte central del medio oeste cuenta en gran parte con SPP, una corporación sin fines de lucro, que supervisa mucha de la red de energía y mercado mayorista de energía en el centro del USA. Dirige la red de energía de 14 estados de North Dakota al norte de Texas. El lunes, la SPP declaró su primera emergencia de nivel 3, significando no podría cumplir con las necesidades esperadas de energía. El martes, ha bajado de categoría al nivel 2. 

Los apagones se anunciaron el lunes, menos de una hora antes de que comenzaran en algunas zonas. La situación se produce en un momento en que la sensación térmica alcanzó entre 20 y 30 grados bajo cero durante varios días en el Medio Oeste. El área metropolitana de Kansas City tuvo una temperatura máxima de cero grados el martes, algo que sólo ha ocurrido 25 veces en su historia documentada.  

En el oeste de Missouri y en gran parte de Kansas, los cortes de electricidad se prolongaron durante horas, más allá de los 30-60 minutos previstos. 200.000 clientes de Evergy se quedaron sin electricidad en el momento álgido de los apagones del martes. Evergy, el mayor proveedor de energía para gran parte de Kansas y el oeste de Missouri, aún no ha explicado por qué cientos de miles de personas pasaron días sin electricidad.

Millones de personas en ciudades a través de Iowa, North y South Dakota, Minnesota, y Nebraska sufrieron apagones en el transcurso de más de 48 horas. 

Aunque el alcance de la tormenta invernal es histórico, el sufrimiento de la clase trabajadora y de los más vulnerables de nuestra sociedad podría haberse evitado fácilmente redirigiendo la energía y preparando de forma adecuada las infraestructuras para las condiciones invernales. Los fallos de los capitalistas crearon la crisis actual al tratar de aumentar los beneficios y no impermeabilizar debidamente los generadores.