España: Rapero se enfrenta a una condena de nueve meses de cárcel por criticar a la monarquía y a la policía; se organizan protestas en todo el país

Foto: ENRIC FONTCUBERTA (EFE) | EPV

Por Serran Soledad

El rapero y activista político español Pablo Hasél fue detenido el martes por las fuerzas policiales catalanas por “enaltecimiento del terrorismo”, tras menospreciar a la monarquía española y a la policía a través de Twitter y en sus letras de música.

Para eludir la condena de nueve meses de cárcel, Hasél se atrincheró junto a decenas de sus defensores en la Universidad de Lérida (Lleida en catalán), a 145 kilómetros al oeste de Barcelona. Los defensores lanzaron piedras y rociaron a la policía con extintores antes de que Hasél fuera finalmente detenido.

Mientras era introducido en un vehículo policial, Hasél dijo: “Nunca nos harán doblegar, a pesar de toda la represión,” mientras levantaba el puño.

La detención del rapero de 33 años desencadenó varios días de protestas en todo el país, con miles de personas marchando para exigir su liberación. Muchos se han enfrentado con violenta represión como respuesta. Las imágenes de las protestas más combativas en Barcelona muestran a los manifestantes rodeando a la policía y encendiendo contenedores de basura. Cuando la policía disparó balas de goma contra la multitud de manifestantes, una mujer fue alcanzada en la cara y perdió el ojo.

También han aparecido imágenes de las protestas en Madrid en las que se ve a la policía golpeando con porras a los manifestantes atrapados.

El apoyo público a Hasél está creciendo, con murales de “Free Pablo” y arte solidario brotando por todo el país. Doscientos artistas, entre ellos el conocido director de cine Pedro Almodóvar y el actor de Hollywood Javier Bardem, firmaron una petición para condenar la detención.

Crédito de la foto: Getty Images

El principal componente del gobierno español, el revisionista Partido Socialista Obrero (PSOE), se ha enfrentado a reacciones y críticas en respuesta a la petición de detención de Hasél. Las protestas les han obligado a introducir una nueva reforma la semana pasada en la que se establece que “aquellos excesos verbales que se cometieran en el contexto de manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales” dejarán de estar penados por la ley. La condena de Hasél aún no se ha reducido.

No es la primera vez que el rapero se enfrenta a la represión del Estado, ya que fue declarado culpable de los mismos cargos en 2014, y su caso fue suspendido con la condición de que no reincidiera. Hasél también fue detenido anteriormente por expresar su apoyo a Victoria Gómez, miembro encarcelado del grupo prohibido, GRAPO. Aunque Hasel es el individuo más prominente que ha ido a la cárcel por estos cargos, otros artistas se han enfrentado con la misma acusación de “enaltecimiento del terrorismo” en los últimos años, incluido el rapero Valtonyc, que prometió balas para los políticos de derechas y una soga para el Rey de España.