Texas: Políticos se burlan del sufrimiento del pueblo durante crisis invernal provocada por el capitalismo

Por Regina Jones

Con sus palabras y acciones, los políticos de Texas han mostrado su indiferencia por el sufrimiento de los tejanos que se han quedado sin electricidad y sin servicios públicos estables en unas temperaturas invernales históricamente bajas y en unas condiciones extremas raramente experimentadas en el estado.

La irresponsabilidad del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), que administró mal el período previo a la tormenta y no estimó de manera adecuada la demanda, así como de las diversas empresas de generación de energía, que se negaron a acondicionar sus equipos para el invierno a fin de evitar un fallo catastrófico del sistema en las severas temperaturas invernales, revela que el sistema capitalista y su gobernanza son criminales – sólo buscan preservar sus ingresos a la costa del pueblo. Pero algunos políticos de Texas han ido más allá para burlarse y minimizar el sufrimiento del pueblo.

Tim Boyd, el alcalde de Colorado City (Texas), renunció el martes después de recibir mucha furia tras una publicación en Facebook en la que reprendía a los residentes de su propia ciudad por querer apoyo y ayuda del gobierno local durante la tormenta invernal. Publicó “sólo los fuertes sobrevivirán, los débiles perecerán” y continuó culpando al “gobierno socialista”, quejándose de que sus electores son “vagos” y “débiles”.

El post de Boyd se hace eco de un sentimiento común de los funcionarios municipales y estatales, aunque más atrevido en su forma. Además de la naturaleza misántropa y reaccionaria del post, también hay una ignorancia flagrante común entre muchos políticos burgueses.

A pesar de la dimisión de Boyd, ha seguido recibiendo reacciones de los tejanos. Su esposa fue despedida de su puesto en la conseja escolar local debido a la publicación de su marido en Facebook.

El ex gobernador de Texas y secretario de energía de la administración Trump, Rick Perry, sugirió que los tejanos preferirían quedarse “sin electricidad durante más de tres días para que el gobierno federal no se meta en sus asuntos.”

El comentario de Perry contradice el claro sentimiento popular de los residentes de Texas que han alzaron sus voces, en las calles y en las redes sociales, sobre su desconfianza e incredulidad en el manejo del gobierno de la artera estrategia comercial de ERCOT y pidiendo la anulación estatal de ERCOT para cortar la energía a los edificios de oficinas vacíos del centro de la ciudad. Perry era gobernador de Texas en 2011 cuando se proporcionó un informe sobre las empresas generadoras de energía y su necesidad de invernar tras un gran apagón, pero la Legislatura de Texas bajo Perry lo ignoró de forma intencional.

El senador Ted Cruz confirmó que huyó a Cancún de vacaciones el miércoles mientras millones de tejanos llevan varios días sin electricidad bajo el intenso frío. Desde entonces ha regresado a Houston en medio de las protestas del público.

El otoño pasado, cuando el alcalde de Austin, Steve Adler, fue expuesto por grabar un mensaje diciendo a la gente que se quedara en casa debido a la pandemia mientras estaba de vacaciones en México, Cruz se apresuró a llamar a la hipocresía de Adler, pero ahora está atrayendo la misma ira por haber aparecido en el “Joe Pags Show” a principio de esta semana alentando a la gente a quedarse en casa debido al mal tiempo.

Todos estos políticos tienen un objetivo común a pesar de sus ataques teatrales entre ellos: todos buscan preservar la industria privada y sus ingresos, incluso si de vez en cuando esto socava su apoyo público.