Corresponsal de trabajadores: Empleados de H-E-B hablan sobre salarios, condiciones de trabajo y precauciones de COVID

Crédito de la foto: Sala de prensa de H-E-B

Por Nélida Tello

Tribune of the People habló con dos empleados de H-E-B de Austin y Brownsville, Texas, respectivamente, quienes hablaron sobre las condiciones laborales que enfrentan, los salarios y algunas de las prácticas de la empresa durante la pandemia. H-E-B es una tienda de abarrotes que opera principalmente en Texas. También es una de las empresas más grandes de Estados Unidos y es promovida por la burguesía como empleador modelo y supuesto líder comunitario.

El empleado de Austin le dijo a Tribune que a pesar de que la gerencia fue indulgente al comienzo de la pandemia, ahora se penaliza a los trabajadores por llamar para informar que están enfermos o por dejar el trabajo antes de tiempo debido a que se sienten enfermos. Muchos empleados no llaman a pesar de estar enfermos por temor a que los despidan. Después de ocho “huelgas,” los trabajadores son despedidos.

En la ubicación de Brownsville, la gerencia inicialmente hizo cumplir las precauciones de COVID, pero el empleado le dijo a Tribune que la prioridad de la empresa es aumentar las ganancias. Las medidas de seguridad se han abandonado en su mayoría, excepto las máscaras, con el paso del tiempo. En Austin, al comienzo de la pandemia se les otorgó a los trabajadores un aumento de $2 por hora para el pago por condiciones de vida peligrosas, pero esto solo duró unos meses antes de que se eliminara.

H-E-B intenta suavizar las contradicciones entre los trabajadores y los propietarios diciendo que son “familia” o “socios,” pero son tratados como empleados en cualquier otra empresa capitalista. Un empleado le dijo a Tribune que la gerencia de nivel medio supervisa de cerca a los empleados, cuestionando la cantidad de veces que se usan los baños e informó que los gerentes se ciernen sobre la caja como método de supervisión, controlando cualquier tipo de inclinación.

“Como no tengo familia en el negocio, no me respetan ni me pasan por alto,” compartió el empleado de Brownsville con Tribune. Los empleados reciben regularmente un aumento después de trabajar seis meses para la empresa. El empleado explicó que “le tomó casi dos años recibir un aumento”, mientras que los relacionados con la gerencia reciben aumentos a un ritmo más rápido.

Los empleados que trabajan fuera reciben menos aumentos y se les paga menos en comparación con los cajeros y otros trabajadores internos.

SUPPORT REVOLUTIONARY JOURNALISM

While you’re here, please consider donating so we can continue serving the people with our reporting!

Click to Donate