Santa Barbara: Ocho activistas detenidos en protesta por la explotación de tierras

Credito de fotografia: KEYT

Por Serran Soledad

El jueves por la mañana, ocho manifestantes fueron arrestados por una sentada en las estribaciones de San Marcos, un terreno en Santa Bárbara, CA que una vez fue habitado por la tribu nativa Chumash. La acción se llevó a cabo como protesta por las viviendas de lujo que el Grupo Chadmar, una agencia inmobiliaria multimillonaria con sede en Santa Mónica, tiene previsto construir en el terreno.

Credito de fotografia: KEYT

La acción fue convocada inicialmente por Save The San Marcos Foot Hills, una organización sin ánimo de lucro que recauda fondos para comprar y preservar el terreno, que se propuso continuar su campaña de celebración de protestas pasivas. Otro grupo de manifestantes, formado por nativos chumash y miembros de Seeds To Forest Defense, inició la sentada propiamente dicha, impidiendo que las excavadoras pudieran excavar en el terreno.

Los manifestantes que bloqueaban los vehículos de construcción, incluida una que se encadenó a una valla, fueron finalmente detenidos y acusados de “Obstrucción de la entrada a un espacio público.” El vídeo de las detenciones muestra a los alguaciles de Santa Bárbara esposando a una manifestante y doblándole los brazos a la espalda mientras la retiraban del suelo. “¡Me estáis haciendo daño!” dijo, antes de que la metieran en una furgoneta del sheriff. Los manifestantes fueron llevados a la cárcel del condado para ser procesados, y liberados más tarde ese mismo día -algunos de los cuales volvieron al lugar después de ser liberados.

Uno de los manifestantes detenidos declaró a Tribune tras ser puesto en libertad: “El ayudante del sheriff me agarró por la capucha del jersey y me esposó. No nos leyeron nuestros derechos y nos tuvieron sentados en una celda durante dos horas. Hicieron bromas sobre nosotros durante el trayecto. Identifiqué a uno de los agentes, se llamaba Muñoz, y bromeó diciendo ‘hoy ha sido un buen día’.”

Las detenciones no sirvieron para disuadir a los manifestantes, y muchos se quedaron hasta la noche. Se pronunciaron discursos y testimonios, y se cantaron canciones indígenas mientras la gente permanecía de pie en un círculo. “Vi a mi primo con grilletes, nunca pensé que eso pasaría en mi vida,” dijo un joven chumash.

Los alguaciles de Santa Bárbara establecieron un bloqueo en la cercana autopista 101 para detener cualquier posibilidad de transporte de suministros y evitar que nuevos manifestantes se unieran a la multitud. Las fuerzas del orden acabaron abandonando el lugar junto con las excavadoras.

No se produjeron más detenciones, y los planes para continuar las protestas y las sentadas están previstos para los próximos días.