Austin: Gobierno municipal racista desaloja campamento de activistas negros

Por Sandra Harris

La ocupación de casi un mes del parque Rosewood en el este de Austin por la organización 400+1 llegó a su fin sin confrontación a las 11:30 de la mañana el 11 de marzo, cuando los empleados de los parques urbanos acompañados por agentes de la policía de Austin comenzaron a desmantelar tiendas y a remontar el campamento improvisado que se había establecido, desechando sus artículos en camiones de basura.

Una tienda de campaña en el campamento durante la ocupación.

400+1 es un grupo que se describe a si mismo como “un marco para el empoderamiento global y la riqueza de personas negras,” inició su ocupación el 14 de febrero, el mismo día en que la tormenta de invierno inició en Texas. Declararon el parque Rosewood la capital de la “Tierra de Orisha,” que abarcaba un área del histórico barrio negro en el este de Austin. Como parte de su fundación, el grupo llevó a cabo una caravana de vehículos y marchó alrededor del perímetro de 11 millas de la “zona libre de la policía” auto designada, diciendo que ahora estaba bajo la protección de 400+1 y que defenderían su campamento contra cualquier intento de desalojarlo.

Durante y después de la tormenta, los organizadores utilizaron el espacio para albergar y alimentar a miembros de la comunidad que estaban en apuros por los efectos de la crisis causada por el capitalismo a raíz de las condiciones extremas.

Nombraron al campamento “el lugar de Jordan” en honor a Jordan Walton, quien fue asesinado por la policía de Austin el 10 de febrero mientras estaba teniendo un episodio de salud mental.

Durante los casi 26 días de ocupación, la ciudad de Austin hizo varios intentos para señalar a los organizadores del campamento que tenían la intención de desalojarlos. Por el contrario, la ciudad no ha estado imponiendo prohibiciones de acampar en otros lugares, sino que ha hecho esfuerzos especiales para cerrar un campamento político establecido en protesta al racismo de la ciudad y la presencia reaccionaria del departamento de policía de Austin en el este de Austin.

Representantes de 400 + 1 en su campamento la semana pasada

En una entrevista realizada con Tribune, representantes de 400+1 dijeron que el campamento se enfrentaba a un acoso racista por parte de los transeúntes, pero también obtuvo un importante apoyo comunitario, especialmente de la clase obrera y de las familias negras pobres que aun viven en la zona.

El campamento había estado esperando un desalojo, se les informo que tenían que retirarse el 5 de marzo a mediodía, sin embargo no hubo accion alguna por parte del estado. El grupo afirmó que estaban dispuestos a defender el campamento, aunque en el desalojo final no hubo confrontación con las fuerzas del estado.

La ocupación ha llegado a su fin, similar a otros experimentos más grandes como la Zona Autónoma de Capitol Hill en Seattle o el movimiento Ocupa Wall Street. Una diferencia sustancial es que 400+1 esta compuesto principalmente por miembros de la comunidad negra de Austin, quienes se han cansado de las mismas vias esperadas para el “cambio,” como la política electoral. Algunos son nativos de Austin que conocen profundamente la lucha de ver a su comunidad desplazada y sus barrios históricos re-configurados por las fuerzas del mercado y la clase dominante.

Los campamentos temporales y las “zonas autónomas/libres de la policía” auto declaradas, no pueden cumplir ni sostener sus objetivos declarados, el poder en manos del estado descansa sobre su aparato violento, el poder en manos de la comunidad no puede ser establecido o construido, debe ser conquistado y defendido, con el uso apropiado de la violencia. La única solución del racismo de la clase dominante contra el pueblo negro en Estados Unidos es la revolución socialista que destruirá la propiedad privada, que es la raíz de toda opresión y la explotación.

La militancia de los pueblos oprimidos como los activistas con 400+1 debe ser apoyada ya que rompe con las vías legales típicas. Cuando los miembros de la comunidad y los líderes activistas ocupan un parque público e intentaron convertirlo en un verdadero centro comunitario, esto fue algo bueno. Sin embargo, el viejo estado reaccionario nunca tolerará que el pueblo negro elija su propio destino, y el pueblo debe organizarse en la lucha por sus demandas diarias, para conquistar y defender el poder, a nivel nacional, con la revolución armada. La perdida de la ocupación es una perdida para la comunidad y también sirve como una lección que se puede utilizar para mejorar la capacidad de lucha, las tácticas y estrategias del pueblo.

SUPPORT REVOLUTIONARY JOURNALISM

While you’re here, please consider donating so we can continue serving the people with our reporting!

Click to Donate