Texas: Entrevista con la hermana de Jesse Juárez, hombre con discapacidad intelectual asesinado por los sheriffs de Lockhart

By Noah Long

Hace cinco años en Lockhart, Texas, los alguaciles del condado de Caldwell asesinaron a Jesse Juárez, conocido por sus amigos como “Chuy,” un hombre con discapacidad intelectual que atravesaba una crisis de salud mental. Los medios de comunicación de la clase dominante informaron que se llamó a la policía a Juárez por intento de robo, y el fiscal de distrito del condado de Caldwell, Fred Weber, alegó en estos informes de los medios que Juárez rompió las ventanas de las casas de las personas e hizo amenazas antes de que la policía lo confrontara y lo matara.

La narrativa del fiscal del distrito contrasta con la declaración de Josie Searcy, la hermana de Jesse, quien le dijo a Tribune que Jesse a menudo llamaba a las puertas y ventanas de sus vecinos cuando necesitaba ayuda y que tenía la mente de un niño de 7 años. Los vecinos que hablaron con Tribune también confirmaron esto.

El video fue capturado momentos antes de que el oficial Mike Taylor disparara tres veces contra Jesse, quien luego cayó al suelo y fue declarado muerto cuando llegaron los paramédicos. La policía afirmó que Jesse estaba “armado” con una herramienta de jardinería.

Un informe de la autopsia reveló que el medicamento recetado a Jesse, Zyprexa, que trata la esquizofrenia y el trastorno bipolar, estaba ausente de su sistema durante el momento del asesinato. El informe proporciona evidencia del hecho de que Jesse sufría una crisis de salud mental y necesitaba ayuda especial para abordar su situación.

Muchos en la comunidad expresaron conmoción porque los alguaciles emplearon fuerza letal y cuestionaron por qué no se implementó una forma menos letal de someter a un individuo peligroso.

La oficina del Sheriff afirmó que no tenían pistolas paralizantes a su disposición para esta situación, que según ellos requirió el uso de un arma mortal.

Lockhart no está dentro de la jurisdicción del condado de Caldwell, sin embargo, la oficina del alguacil afirma que las autoridades de Lockhart lo solicitaron para manejar una situación que requería pericia externa.

Al final, un gran jurado no presentó cargos contra Taylor. Sin embargo, el recuerdo de la muerte de Jesse a manos de las fuerzas del orden no ha sido olvidado por su hermana, que todavía lucha por justicia para Jesse, exigiendo que las autoridades revisen el caso y los agentes enfrenten cargos.

APOYAR EL PERIODISMO REVOLUCIONARIO

Mientras esté aquí, considere hacer una donación para que podamos seguir sirviendo al pueblo con nuestros informes.

Hacer clic para donar