Brasil: Reunión victorioso del MFP reúne a mujeres campesinas en la región de Ponte da Aliança Operário-Camponesa

Nota del editor: Reproducimos la siguiente traducción no oficial de la reunión de MFP que ha reunido a las mujeres campesinas en Ponte da Aliança y publicada por el Movimiento Femenino Popular.

El 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer Trabajadora mediante un vigoroso reunión de mujeres campesinas que reunió, a lo largo del día 7, acompañantes jóvenes y adultas de 10 zonas campesinas y quilombolas (descendientes de esclavos fugitivos), entre ellas: Furado Modesto, Furado Seco, Vila, Sebo, Tanquinho, Brilho do Sol, Araruba, Caxambu, Conquista da Unidade em Varzelândia, todos vecinos del Área Revolucionaria Ponte da Aliança Operário-Camponesa (Puente de la Alianza Obrero-Campesina) de la que también participó una delegación.

Campesinos exhiben pancarta del II Reunión MFP en el Norte de Minas Gerais. Foto: MFP

El encuentro tuvo lugar en la escuela de los restantes quilombolas en el pueblo Furado Modesto, un gran espacio donde se pudieron aplicar medidas sanitarias con distanciamiento entre las diferentes comunidades. Desafortunadamente, este año los mayores no participaron por la pandemia, pero expresaron su acuerdo y apoyo a la actividad, que es un tema clave en las comunidades quilombolas donde las personas mayores son escuchadas y tienen mucho prestigio.

Varias compañeras y acompañantes participaron en la organización del Reunión, que se encuentra en su segunda edición en esta Zona de Restos Quilombolas, incluidas las compañeras de LCP que trabajaron en logística y apoyaron la convocatoria. Se cortó y limpió la escuela, se hizo una recolección de almuerzos y meriendas, se confeccionaron los pañuelos MFP, así como las carpetas de música con la foto de la compañera Elzita Rodrigues, fundadora del MFP en el Norte de Minas. Había gran expectación y aprensión por la pandemia y también por las condiciones de las carreteras, por las lluvias.

Reunión con jóvenes campesinas

La primera parte de la reunión se realizó con 20 mujeres jóvenes, entre 11 y 21 años, donde participaron con gran entusiasmo e interés. Cuando llegaron las niñas, ya encontraron un taburete con libros y otros materiales promocionales, como el diario A Nova Democracia. Muchas de estas jóvenes las conocemos, ya que son hijas de campesinos y quilombolas que conquistaron la tierra a través de la lucha y que crecieron en las zonas que han sido tomadas. Ya se eligió una comisión de salud para garantizar el uso de desinfectante de manos y cubre bocas por parte de todos, lo cual fue asumido por ellos con plena responsabilidad.

Jóvenes campesinas muestran la bandera de la MFP durante el vigoroso Reunión de Mujeres, en el Norte de Minas Gerais. Foto: MFP

Después del café y palomitas, las jóvenes asumieron la segunda tarea, armando la decoración del evento. Rápidamente se movilizaron para pintar y pegar carteles promocionales, organizar sillas, carteles para la campaña “¡Vacuna para la gente ahora!” e identificación de vasos para asegurar el uso individual. Por supuesto, no faltaron jovenes para hacer la reunión más alegre. Y para los que los subestiman, argumentando que no pueden entender y aplicar las medidas sanitarias, una lección: todos querían cubre bocas y cada 5 minutos corrían con sus acompañantes a volver a aplicar desinfectante de manos.

La reunión con las jóvenes comenzó con una intervención para saludar a la líder del MFP de la región con la canción “Luchadoras de la Revolución.” Poco después, las jóvenes recibieron brazaletes rojos, que ellas mismas ayudaron a confeccionar, como símbolo de que ahora estaban organizadas por el Movimiento Femenino Popular.

En la secuencia, se presentaron todas: edad, comunidad, y se hizo una presentación del movimiento sobre la posición de conciencia de clase sobre la organización de las mujeres, criticando el feminismo burgués y pequeñoburguesa, la falacia del ’empoderamiento’, y así también sobre el 8 de marzo y el significado de esta fecha, sobre las tres montañas que explotan y oprimen al pueblo brasileño y sobre las cuatro montañas de la opresión femenina, que recae sobre las mujeres del pueblo. Las niñas se mostraron interés en esta explicación, ya que enfrentó la versión de los monopolios de la comunicación que presenta el 8 de marzo como el día de todas las mujeres.

Un joven líder de MFP habló sobre la experiencia del Grupo de Teatro Servir ao Povo y se improvisó una pequeña puesta en escena para explicar qué es el teatro. El tema fue dos mujeres hablando y otra que era de MFP llamó a la otra para ir a una reunión del núcleo de MFP, en la que la otra se negó, diciendo que tenía mucho quehacer del hogar. Entre aplausos y risas, todos entendieron lo que era el teatro.

La mayoría de las compañeras son negras, y conversamos con ellas sobre la importancia de la autoafirmación del pueblo negro, de la resistencia de Palmares, de Dandara, del valor que tenemos para nuestras ideas y no para nuestro cuerpo, la presión de los estándares europeos de ‘belleza’, y varias preguntas sobre sexualidad, embarazos no planeados, citas, y también tocamos el grave problema de la violencia sexual, un problema que se vive en la gran mayoría de hogares y que es un verdadero tabú. Por el tiempo que teníamos no pudimos entrar en todos los temas, pero se propuso la creación del Grupo Cultural Servir ao Povo para desarrollar actividades con la juventud dentro de las áreas, para comprender y difundir la cultura de los pueblos negros, y, a partir de ahí, también se mantiene el núcleo de los pueblos negros, el movimiento de mujeres junto con las mujeres jóvenes. La emoción fue unánime. Todos querían programar acciones.

Se eligió la canción “Bella Ciao” ​​para ser el himno de la Agrupación Cultural e incluso se inventó la coreografía, así como las consignas de “Despertar la Furia Revolucionaria de la Mujer”, que se ensayó varias veces, un poco avergonzada al principio, para luego convertirse en un hermoso grito de las jóvenes campesinas y quilombolas. ¡Despierta la furia revolucionaria de la mujer!

Parte 2: ¡La gran reunión!

Después del almuerzo delicioso colectivo y la salida de algunas jóvenes, 38 compañeras se dieron cita en lo que representó nuestro 2do Reunión porque muchos de los presentes estuvieron en el encuentro de 2020 y nuevas comunidades que no estuvieron presentes el año pasado participaron ahora, incluso en medio de medidas de imposición y toques de queda (que se está imponiendo en todo el norte de Minas). Fue una gran alegría reencontrarme con los compañeros, lástima que no pudimos abrazarnos para celebrar con la pasión por este gran día.

Comenzamos con el himno “Luchadores de la Revolución” y un justo homenaje a la compañera Elzita, quien en octubre cumplirá 10 años de muerte y terminamos con la canción “Conquistar la Tierra”. El coro lo cantaron todo y las consignas fueron respondidas con el reconocimiento de aquellos para quienes ya no era nuevo. El reunión recordó los debates que se iniciaron el año pasado y el aumento de la violencia contra las mujeres en medio de la pandemia, el genocidio cometido contra el pueblo por los generales y Bolsonaro, la necesidad de que se desarrollen los Comités Sanitarios de Defensa Popular para aplicar medidas para proteger al pueblo, exigir la vacuna para el pueblo ahora, la necesidad de resistir imponer el aislamiento, y ¡levantar más luchas por nuestros derechos contra la ofensiva contrarrevolucionaria! Todos lo llevaron a sus pueblos y áreas, carteles de campaña y canciones comprometidas a hacer que el nuevo MFP funcione. Una líder del MFP entregó solemnemente una bandera del movimiento a una compañera del Nuevo Núcleo, así como su juramento.

Durante las discusiones se habló del aumento de la violencia contra las mujeres y una pareja recordó con tristeza y odio el terrible feminicidio ocurrido en la comunidad hace 20 años, contra una joven que era madre, hermana e hija de los acompañantes presentes. Reafirmamos la posición del movimiento frente a la idea difundida por las organizaciones estatales y los movimientos feministas, que afirman que las mujeres tienen que denunciar la política burguesa igual como la idea que la creación de comisarías policiales de mujeres sería un logro para el pueblo. Reafirmamos que todo policía es una extensión de la dominación contra el pueblo, de nada sirve reportar a la policía y autoridades de este Viejo Estado, ya que no tienen interés y no pueden resolver ningún problema del pueblo y menos el de la violencia contra las mujeres. ¡Hay un problema que solo la lucha revolucionaria acabará! Los acompañantes recordaron cómo estos casos son manejados por la policía. La ley Maria da Penha ha provocado un aumento de la violencia contra las mujeres y el problema de la violación, el trato que dan las autoridades de este Estado Viejo, solo expone a mujeres y jóvenes y no resuelve nada. Además, sostenemos que la causa de esta violencia está en esta sociedad de clases, en esta sociedad atrasada de explotación y opresión, y que solo la revolución proletaria puede emancipar a las mujeres de nuestro pueblo.

Defendemos el derecho a la autodefensa de las mujeres, defendemos la organización de un movimiento de mujeres fuerte para enfrentar, persuadir y concienciar en la educación de hombres y mujeres: adultos y jóvenes, especialmente entre colegas sobre el papel de las mujeres en la lucha, que somos la mitad de nuestra clase. Como dijo el presidente Mao, ¡levantamos la mitad del cielo! Que las denuncias se hagan al propio pueblo, a sus organizaciones que juzguen con justicia y tomen las medidas oportunas en cada caso, es decir, ¡como importa la organización de las mujeres para imponer sus derechos y aspiraciones!

¡Viva el Movimiento Femenino Popular!

¡Solo la lucha revolucionaria acabará la violencia contra las mujeres!

¡Abajo el genocidio de los pobres! ¡Vacuna para la gente ahora!