Opinión: El imperialismo es el problema, los tiroteos masivos son un síntoma

Por Jakob Stein

El lunes, Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, abrió fuego en un supermercado en Boulder, Colorado, por último asesinó a diez personas antes de ser herido en la pierna y se entregó a la policía. Después de otro tiroteo masivo, el debate alrededor del control de armas ha vuelto a aparecer mientras los demócratas compiten por influencia política; Sin embargo, las cuestiones en competencia de ‘control de armas’ y de ‘derechos de armas’ no hacen nada para abordar la causa fundamental de estos tiroteos masivos: el imperialismo estadounidense.

Cada vez que la cuestión de las armas se plantea en los Estados Unidos, los dos partidos imperialistas tienen sus respuestas predecibles- los demócratas afirman que las reformas menores restringiendo la adquisición de armas de fuego resolverán el problema, mientras los republicanos afirman que más proliferación de armas de fuego entre la población general ayudará a neutralizar a tiradores más rápido. En el análisis final, ambos lados simplemente complacen a sus bases respectivas y promueven opciones que hipotéticamente podría parar solamente una fracción pequeña de esos ataques. Para realmente parar el baño de sangre que son los tiroteos masivos en los Estados Unidos, la cuestión del imperialismo debe abordarse, pero esta cuestión no se puede solucionar bajo el sistema actual.

En el pasado, muchas personas han señalado a películas, música, y videojuegos violentos como los culpables principales por la sociedad violenta en la que vivamos, pero son simplemente síntomas asociados y no la causa fundamental. La verdad es que el imperialismo estadounidense fomenta y reproduce una cultura anti-pueblo y misantrópica que ve la violencia reaccionaria como una parte normal y aceptable de la vida. Todo esto tiene su sede en la explotación económica que fomenta condiciones desesperadas y la alienación a través de todos aspectos de la sociedad.

La violencia también florece en las naciones oprimidas por el imperialismo, pero esta violencia generalmente toma una forma diferente–es en gran medida motivado por la política o el crimen organizado. Aunque aun reaccionario, estes arrebatos violentos generalmente tiene una meta operativo en cuenta más de el asesinato insensato de la mayor cantidad de personas posible. Países imperialistas, especialmente los Estados Unidos, son únicos a este respecto–experimentamos tiroteos masivos regularmente y la explicación de los medios de la clase dominante generalmente es nada más de ‘el perpetrador fue enojado y perturbado.’

Cabe observar que Alissa, mientras sufriendo de graves problemas de salud mental (otra condición omnipresente en la sociedad imperialista) incluyendo la delusion de la persecución, también fue probablemente la víctima de discriminación muy actual sobre la base de ser musulmán y un inmigrante del Oriente Próximo a los Estados Unidos. Informes indican que su familia emigraron de Siria cuando él tenía 3 años, en algún momento del periodo de tiempo que George W. Bush declaró Siria como parte del “Eje del Mal” y el inicio de la guerra de Irak.

Demócratas y republicanos por igual usan los temas de ‘control de armas’ y ‘derechos de armas’ como instrumentos políticas–nunca logrando nada que podría reducir realmente la violencia reaccionaria mientras al mismo tiempo ocultando el papel del imperialismo estadounidense alimentar violencia ambos localmente y en todo el mundo. Aparte de las elecciones, nada mejor represente la farsa de la democracia burguesa del argumento sobre violencia con armas–ambos lados están jugando el mismo juego, engañando a sus seguidores mientras hacen nada realmente soluciona el problema.

La abundancia de los armas de fuego y el mercado minorista masiva para los ciertamente es un problema para la sociedad, sin embargo este problema no puede ser resuelto por largos periodos de espera, más certificados de antecedentes más estrictos, o límites de polvorín tamaños, etc. Los Estados Unidos ya son inundados con armas y no es coincidencia que los reaccionarios controlan la gran mayoría de los. Ambos ‘derechos de armas’ y ‘control de armas’ tienen raíces profundos en la historia reaccionario de los Estados Unidos, desde armando a los primeros colonos para llevar a cabo genocidio contra la población indígena hasta abordando a disidentes politicos quin ejercieron esta misma ‘derecho.’

Los demócratas específicamente muestran una cierta incoherencia, usar los tiroteos en Atlanta como ejemplo de ‘odio contra asiáticos,’ mientras culpar a leyes de armas el tiroteo mas reciente. Los republicanos mismos son culpables de esta incoherencia, con reaccionarios afirmando que el tiroteo fue motivado por la fe musulmana del perpetrador y odio factible para Donald Trump. Ambos lados del debate pueden cambiar sus explicaciones para tiroteos masivos como consideran necesario según la situación.

Al final del día, la pregunta clave en el debate sobre los armas es qué clase controla a los armas, y en este sistema, es la clase dominante y sus sirvientes que se da acceso sin trabas a armas, mientras revolucionarios serán perseguidos para algún tipo de autodefensa armada o organizar contra el estado. Es imperialismo y la cultura lo genera que crean estas tragedias, y mientras persisten estas condiciones, seguirán experimentando asesinatos insensatos. La única solución es luchar para derrocar al imperialismo, para una sociedad que verdaderamente valora a la gente, una sociedad socialista que pone la clase trabajadora al mando de los armas y hace la defensa de una sociedad nueva su máxima prioridad.

APOYAR EL PERIODISMO REVOLUCIONARIO

Mientras esté aquí, considere hacer una donación para que podamos seguir sirviendo al pueblo con nuestros informes.

Hacer clic para donar