Corresponsales Obreros: Amazon y otros empleadores de terceros despiden al conductor de entrega empleado durante la pandemia

Por Serran Soledad

Villagrana Logistics Inc., un proveedor de servicios de entrega para Amazon despidió a una obrera de su ubicación en Camarillo en enero a pesar de que asumió cargas de trabajo cada vez más pesadas durante la pandemia COVID-19. La empresa citó la “falta de trabajo” como la razón del despido.

Esencialmente decían que no había suficiente volumen para mantenerme ahí. Básicamente diciendo que la gente no pide suficientes [productos] para mantenerme en el trabajo. Sin embargo, estuve allí desde mediados del año pasado, y siguieron empleando personas.”

Con ubicaciones en varios condados por todo el sur de California, Villagrana Logistics Inc. aumentó su fuerza laboral en el 2020 para satisfacer la alta demanda de productos de Amazon durante la pandemia.

“Me dijeron [que] antes de la pandemia, el trabajo era mucho más fácil. En ese entonces no esperaban mucho de ti, pero debido a la pandemia la gente confiaba en ti para entregar las cosas que necesitan porque no pueden ir a la tienda.”

Los proveedores de servicios de entrega reciben un salario mínimo para trabajar en promedio de 8 a 10 horas al día con una cuota de entrega que excede los 300 paquetes de Amazon en un solo turno. Al llegar al Centro de Entrega de Amazon en Camarillo para recoger paquetes, los conductores son regularmente apresurados y reprendidos por los jefes de Amazon que no los emplea.

La utilización de obreros contratados por empleadores de terceros es común para empresas como Amazon. Hacerlo les permite evitar responsabilidades frente a las pésimas condiciones de trabajo y la rotación regular de empleados.

“Tienen el dinero para hacerlo, ¿qué es un obrero aquí? Las personas que probablemente no saben lo que es trabajar allí están haciendo fila en la puerta para intentar entrar, es desafortunado,” dijo el corresponsal a Tribune. “Siento que todos son solo un número para ellos, porque independientemente van a ganar dinero. Me alegro de no estar más allí honestamente.”

Amazon se jacta de que en el 2020 vieron un aumento del 200% en las ganancias, y al mismo tiempo incorporaron a unos 500,000 obreros respondiendo al creciente movimiento de EE. UU hacia las compras en línea, una transición impulsada por la pandemia. Los conductores de entrega para Amazon se contratan en su mayoría, y por lo tanto no estánincluidos en los datos de los empleados de la empresa.