Corresponsales obreros: Una planta de Ford utiliza un protocolo de seguridad para tomar represalias contra los obreros

Por Jakob Stein

Los jefes de la planta de ensamblaje de Ford en Kansas City han estado utilizando los protocolos de seguridad, especialmente aquellos relacionados con el COVID-19, como pretexto para tomar represalias contra los obreros con los que tienen problemas personales.

La actitud general de los jefes con respecto a estas “violaciones” ha sido ‘culpable hasta que se pruebe la inocencia’, castigando a los obreros por no usar máscaras cuando en realidad las estaban usando, o si la máscara se resbala por la cara de un obrero durante el trabajo. La pena por tales infracciones es severa — para la primera ofensa es una suspensión de tres días, para múltiples ofensas puede conllevar una pena de 30 días.

Estos castigos son especialmente graves para los obreros temporales que ya se encuentran en una situación precaria dado que podrían ser despedidos en cualquier día porque una suspensión de 30 días significa que estos obreros perderán su antigüedad y en consecuencia serán más fáciles de despedir.

Estos protocolos de seguridad, que se supone protegen a los obreros, están siendo utilizados como armas para hacer que teman represalias por prácticas básicas como el trabajo a la regla (hacer lo que requieren las descripciones de trabajo, seguir los protocolos y no exceder las cuotas o expectativas) o intentar sindicalizarse.

Como lo explicó un obrero de la planta de Kansas City a Tribune: “Al final del día es solo una guerra de desgaste contra el obrero. ‘¿De qué podemos meterte en problemas para sacarte de aquí? Porque ahora está recibiendo el mejor pago, o ahora le está costando más dinero a la empresa. ¿Cómo podemos encontrar estas reglas y regulaciones que nos beneficien, pero no a usted?’ Y la seguridad cae bajo eso universalmente, en empresas con sindicatos y en empresas sin sindicatos. Porque primero, es el más fácil de hacer cumplir y es el más difícil de discutir.”

El obrero continuó diciendo: “Incluso aquí, los estándares… los estándares de seguridad son solo una ilusión que hace que parezca que nos protege, pero en realidad es solo una táctica de cumplimiento para que sigan trabajando.”