Corresponsales obreros: Fuga de gas, derrame de diésel y ruptura de maquinaria en las instalaciones de Amazon perjudican a los trabajadores

Por Blake Garrison

Esta semana, los trabajadores del centro de distribución PIT5 de Amazon en Crafton, Pensilvania, sufrieron una serie de incidentes agotadores y peligrosos que la gerencia denominó “una crisis de procesamiento”.  La rotura de equipos y los derrames de materiales peligrosos provocaron tres evacuaciones del edificio en un día, sufriendo los trabajadores los efectos nocivos de la exposición.

El domingo, partes de la cinta transportadora principal se rompieron, lo que paralizó el procesamiento. La gerencia envió inmediatamente a los trabajadores a su descanso, a pesar de que algunos solo tenían entre 15 y 20 minutos del inicio de un turno de cinco horas. El único técnico disponible no pudo arreglarlo y afirmó que la correa estaba estirada porque no se había realizado un mantenimiento regular. La instalación de PIT5 fue diseñada para procesar un volumen de solo alrededor de 65,000 paquetes por día, pero ahora procesa más del doble de esa cantidad.

El cinturón permaneció roto durante casi diez horas, durante las cuales se obligó a los trabajadores a transportar cajas pesadas que normalmente se llevaban con cinturones, a un ritmo acelerado. Una trabajadora a la que se le asignó desmontar palés de cajas apiladas más altas que su cabeza se le cayó una caja encima.

Al día siguiente, a las 5 de la mañana, los trabajadores tuvieron que evacuar el edificio tras un vertido de gasóleo, el segundo caso en dos meses.

Los trabajadores fueron evacuados de nuevo a las 8 de la mañana cuando se olió gas, según algunos Freon, que entraba en el edificio por el tejado. Pronto se les devolvió al trabajo, aunque la fuga no se había solucionado. “Estoy enfadado”, dijo un trabajador que estaba en las inmediaciones. “Me duele la cabeza por el gas. Estoy dispuesto a irme. Nos dan este pequeño aumento de sueldo para que no nos cabreemos por cosas como ésta, pero estoy bien encabronado.”

Un folleto que promociona un pequeño aumento de sueldo documentado dentro de una instalación de Amazon. 

Muchos trabajadores informaron de que se sentían mareados y experimentaban dolores de cabeza por la exposición al gas. A las 10:34 de la mañana, el edificio fue evacuado una vez más. Esta vez, los trabajadores fueron enviados a esperar casi dos horas y media en el estacionamiento mientras los bomberos y un equipo de materiales peligrosos investigaban. “No me sorprendería que llamaran a esta [la evacuación] nuestra pausa,” bromeó un trabajador. “Bueno no moriste, ahora vuelve al trabajo.” Varios trabajadores sufrieron quemaduras solares por tener que sentarse afuera sin protegerse del sol.

Después de que los trabajadores fueron enviados de regreso al edificio, continuaron oliendo gas y experimentando dolores de cabeza cuando trabajaban cerca del sitio de la fuga. “Tengo asma,” dijo un trabajador. “Cuando olí el gas, mantuve mi máscara pegada a mi cara. Al menos no estaba trabajando cerca, pero cuando fui al baño, me golpeó y volví con dolor de cabeza.”

Hubo otras fallas de equipos pequeños en la instalación el martes y miércoles. “Es increíble cómo nos tratan,” dijo un trabajador, “esto tiene que salir en las noticias.”

APOYAR EL PERIODISMO REVOLUCIONARIO

Mientras esté aquí, considere hacer una donación para que podamos seguir sirviendo al pueblo con nuestros informes.

Hacer clic para donar