Escasez de semiconductores imperialistas detiene producción de automóviles, trabajadores temporales sufren las consecuencias

Por AJ Peters

Una escasez de chips de computadora provocada por los capitalistas ha obligado a los fabricantes de automóviles de todo el mundo a detener la producción, aumentando los precios de los automóviles y dejando a muchos trabajadores desempleados. En Kansas City, las fabricas de Ford y GM se han cerrado por completo. Ambas empresas han despedido a todos sus trabajadores temporales, y el sistema de desempleo de Missouri esta impidiendo que muchos de estos trabajadores reciban beneficios al imponer periodos de espera de diez días, exigiendo a los trabajadores que verifiquen su identidad en persona en las oficinas de desempleo y denegando las solicitudes basándose en falsas acusaciones del Estado.

La precaria situación de los trabajadores temporales de la industria automovilística es el resultado de su afán de lucro, que les llevó a adoptar métodos de “fabricación justo a tiempo” (JIT) que reducen los costos al minimizar la cantidad de piezas adicionales que almacenan. Cuando se interrumpen las cadenas de suministro, las líneas de montaje se detienen rápidamente y se ponen en peligro los medios de vida de los trabajadores. Los contratos sindicales de trabajadores automotrices en Ford les garantizan el 90% de sus ingresos cuando no hay trabajo disponible, pero los 600 trabajadores temporales de Ford no tienen protecciones. El JIT también se utiliza en muchas otras industrias que desempeñaron un papel clave en la gran escasez de productos esenciales durante la pandemia.

Muchas industrias se ven afectadas por la escasez de chips de los imperialistas, pero la industria automotriz es la mas afectada. Cuando comenzó la pandemia de coronavirus, empresas como Ford recortaron la producción, despidieron trabajadores temporales, y cancelaron los pedidos de chips. A pesar de la depresión en curso, la demanda de automóviles aumento significativamente en 2020, y los fabricantes de automóviles contrataron más trabajadores temporales y aumentaron la producción, pero para entonces, los fabricantes de chips ya tenían meses de retraso. Los chips utilizados por los automóviles no son tan rentables como los chips para otros productos en demanda, como teléfonos o computadoras, y los analistas predicen que la escasez de chips en la industria automotriz puede durar hasta 2022 o incluso 2023.

 La industria de los chips está altamente monopolizada, ya que construir una nueva fundición de semiconductores cuesta $10 mil millones o más. El 75% de la producción se concentra en el este de Asia, y la competencia entre el imperialismo estadounidense y chino también ha afectado la oferta. Estados Unidos ha sancionado a fabricantes chinos como Huawei, mientras que los imperialistas estadounidenses señalan su disposición a defender Taiwán, hogar del monopolio de chips Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, Limited. En una entrevista con los medios de comunicación de la clase dominante, Pat Gelsinger, director ejecutivo del monopolio estadounidense de chips Intel, dijo que una hipotética invasión de Taiwán por parte de China “podría obligar a los EE. UU. A defender Taiwán como hicimos con Kuwait de los iraquíes hace 30 años. Entonces era el petróleo. Ahora son los chips”.

La clase dominante ha respondido, invirtiendo mayores cantidades en la industria de los chips para tratar de sacar provecho de la escasez. La inversión privada en la industria es ocho veces mayor que en 2016, y Biden propuso $50 mil millones para subsidiar la fabricación nacional de chips. Los monopolios como Intel y TSMC ya están gastando cientos de miles de millones de dólares para construir nuevas fábricas. Como un reloj, seguirán produciendo más y más hasta que el mercado se sature: los precios bajarán, las empresas reducirán la producción y los trabajadores de industrias interconectadas volverán a estar desempleados debido a los ciclos de sobreproducción imperialista.

APOYAR EL PERIODISMO REVOLUCIONARIO

Mientras esté aquí, considere hacer una donación para que podamos seguir sirviendo al pueblo con nuestros informes.

Hacer clic para donar