Informe del partido comunista de Colombia (fracción roja): Sobre el Gran Levantamiento del pueblo Colombiano

Por el Consejo Editorial

La semana pasada, se publicó en el Periódico de Internet Marxista-Leninista-Maoísta, Internacional Comunista, un informe sobre los levantamientos en Colombia fue publicado por el Partido Comunista de Colombia (Fracción Roja). Los actuales levantamientos en Colombia están sacudiendo al país hasta la médula y este informe es una importante contribución de los comunistas en Colombia que luchan por liderar a las masas e imponer el maoísmo como el comando y guía de la revolución colombiana.

Buscamos destacar algunos extractos clave y alentar a nuestros lectores a leer el artículo completo en el sitio Internacional Comunista.

LEER: INFORME DEL PARTIDO COMUNISTA DE COLOMBIA (FRACCIÓN ROJA): SOBRE EL GRAN LEVANTAMIENTO DEL PUEBLO COLOMBIANO

Al destacar la magnitud y la combatividad de los levantamientos, así como la brutal represión del Viejo Estado, el PCC (RF) afirma:

“Las confrontaciones han dejado para el viejo estado y los reaccionarios un saldo de 1 policía muerto y alrededor de 941 heridos, más de 1.000 vehículos de transporte público y 156 estaciones de transporte afectadas, al menos 30 peajes y 87 estaciones de servicio destruidas, aproximadamente 80 CAIs (instalaciones policiales) reportadas con daños materiales, más de 421 oficinas bancarias y 400 cajeros atacados con furia por el pueblo, alrededor de 300 acciones de sabotaje y recuperaciones populares contra establecimientos comerciales (principalmente del gran capital) y más de 7.000 actividades de movilización popular (marchas, plantones, bloqueos, tomas, etc.) distribuidas en 784 municipios a lo largo y ancho del país que tienen contra las cuerdas al gobierno que desesperadamente ha amenazado con escalar la represión para levantar por la fuerza los bloqueos en las vías. Frente a la cuota de sangre que ha pagado el pueblo durante estas jornadas de lucha, también ha sido elevada: al menos 50 hijos del pueblo asesinados por la policía o por civiles armados, alrededor de 800 heridos, hay denuncias de más de 500 desaparecidos y de 1.400 detenidos, 37 personas con lesiones oculares, 21 casos registrados de violencia sexual contra mujeres del pueblo y la militarización de algunas ciudades del país. Todas estas cifras pueden ser resumidas en una gran verdad sintetizada por el maoísmo: tras siglos de sometimiento, miseria y explotación ¡La rebelión se justifica!”

El PCC (RF) también describe la actividad de los falsos socialistas y activistas liberales, diciendo:

“¿Y el oportunismo y revisionismo? Haciendo lo que mejor saben hacer: echándole un salvavidas al viejo y decrépito Estado colombiano al contener y desviar las luchas del pueblo, canalizando la inmensa indignación popular expresada en las calles hacia la salida reaccionaria a la crisis que más les conviene a sus mezquinos intereses, en este caso la renovación de puestos burocráticos dentro del Estado apuntando a un cambio de gobierno mediante la farsa electoral. Aprovechándose del fuerte sentimiento antiuribista, abiertamente han propagado la idea de que estas jornadas de lucha deben convertirse en un “voto responsable” para la próxima convocatoria al circo electoral citado para el 2022, subiendo a un nuevo “gobierno alternativo” para la administración del estado burocrático-terrateniente por los próximos 4 años. Ante la cercanía de las elecciones presidenciales el oportunismo ha estado muy activo durante el paro nacional propagando entre las masas sus reaccionarias tesis del pacifismo y la confraternización con la policía, la prédica abstracta de la paz y el rechazo a los “infiltrados y vándalos” (esto es, a todo aquel que vaya más allá del orden establecido). También los oportunistas y revisionistas de todos los pelambres han jugado un papel clave para intentar desmovilizar al pueblo llamándolo a “plantones virtuales” al inicio de las protestas o recientemente han llamado a convocatorias pacíficas semanales para contrarrestar lo que ellos llaman la “movilización cotidiana, diaria y peligrosa”. Al no lograr contener la furia del pueblo han promovido desvergonzadamente el no “malgastar fuerzas” en el paro actual que según ellos ya ha alcanzado sus objetivos y mejor “acumular fuerzas” pensando en las elecciones del próximo año.”

El PCC (RF) continúa afirmando que las demandas ganadas por el pueblo colombiano fueron conquistadas a través de los grandes levantamientos:

“Finalmente, cabe señalar que en Colombia el paro nacional continúa. A pesar de algunos llamados del oportunismo apuntando a desmovilizar y a desmontar el paro, la última jornada de movilización nacional convocada para el 12 de mayo nuevamente tuvo una participación masiva y las banderas de lucha se han ampliado más allá de la reforma tributaria. Hasta ahora, producto de la movilización popular se han conquistado algunas reivindicaciones importantes: el retiro del criminal proyecto de reforma tributaria que desencadenó las protestas, la renuncia del impopular banquero ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla quien diseño y defendió el proyecto de reforma, la propuesta de reforma a la salud radicada en el congreso está a punto de caer, el gobierno ha salido a prometer que no cobrará matrículas a estudiantes universitarios de los estratos más bajos y que generará miles de empleos para los jóvenes intentando apaciguar a la juventud, la captura de algunos policías acusados de los asesinatos a hijos del pueblo durante las protestas y la renuncia de algunos otros funcionarios públicos y mandos policiales de alto nivel, pero nada de esto ha logrado apagar las llamas de la rebelión popular. El pueblo colombiano en las calles está exigiendo que se detenga la sangrienta ola de represión en su contra y que se haga justicia y se castigue a los verdugos responsables de los más de 50 asesinatos perpetrados directamente por el Estado a través de su aparato represivo legal (policía, ESMAD, ejército) y su brazo armado ilegal (sicarios y paramilitares); está exigiendo la liberación de los más de 1.400 presos políticos capturados en medio de las combativas manifestaciones.”

Al señalar su propio papel en los Grandes Levantamientos, el PCC (RF) proclama:

“La gran tarea que tienen delante los verdaderos comunistas es la de participar activamente de esta nueva oleada de rebelión popular combatiendo en las calles junto al pueblo, agitando y propagandizando con mayor fuerza entre las masas la grandiosa perspectiva revolucionaria, ayudando a las masas a sintetizar las lecciones ganadas en la lucha distinguiendo sus amigos y sus enemigos así como el camino que debe tomar para la conquista de sus derechos y organizándolas bajo la guía del maoísmo avupg (aportes válidos universalmente del Presidente Gonzalo) hacia la verdadera salida revolucionaria a la crisis económica, política y social que atraviesa el país forjando así la fuerza que con años de intenso trabajo entre las masas será capaz de hacerle frente al viejo poder ostentado por los grandes burgueses y terratenientes del país.”

Para concluir, el PCC (RF) plantea las siguientes consignas:

¡Viva el gran levantamiento del pueblo colombiano!

¡Honor y gloria a las heroicas masas colombianas!

¡Viva el Maoismo! ¡Abajo el revisionismo!

¡Adelante camaradas! ¡Por la reconstitución de los Partidos Comunistas, el inicio de nuevas GuerrasPopulares en el mundo, el avance de las Guerras Populares que ya están en curso y la Revolución Proletaria Mundial como única salida para la crisis!