Pittsburgh: Los seis trabajadores de Amazon que fallecieron durante las tormentas en Edwardsville, IL fueron honrados durante una vigilia por sus compañeros

Por David Martinez 

Entre turnos el domingo por la tarde, los trabajadores de Amazon en las instalaciones de PIT5 cerca de Pittsburgh se reunieron para honrar a seis trabajadores que murieron en Edwardsville, Illinois, en medio de las devastadoras tormentas el 10 de diciembre. En lugar de responsabilizar principalmente al clima, muchos de los presentes en la vigilia entendieron que los trabajadores fueron puestos en la situación mortal por Amazon, el monopolio gigante que los emplea. 

“Esto es algo que creo en mi corazón que no podemos ignorar,” dijo un trabajador que habló en la vigilia. “Fueron mis compañeros de trabajo. Podríamos haber sido nosotros. Todavía tenían mucho por lo que vivir, ver y experimentar. Sus vidas fueron truncadas. Amazon debe ser responsable.”

El trabajador se refirió́ a las instalaciones de Edwardsville como una “trampa mortal” y dijo: “La única razón por la que [la compañía] está diciendo cosas ahora es porque el mundo la está observando.”

El 10 de diciembre, el almacén de Edwardsville, conocido como DLI4 en las abreviaturas asignadas por Amazon, estaba en la línea de fuego de un tornado severo que aplanó paredes exteriores y derrumbó el techo sobre sí mismo, enterrando a docenas de trabajadores y matando a seis. Uno de los trabajadores fallecidos, Larry Virden, envió́ un mensaje de texto: “Amazon no deja que nos vayamos” a su pareja justo antes de su muerte. Otro trabajador, Clayton Cope, se apresuraba en sus últimos momentos a advertir a los otros trabajadores de la inminente tormenta. 

Dos trabajadores en la vigilia recitaron poemas que habían compuesto para conmemorar a sus compañeros de trabajo caídos. Las líneas de un poema (traducido en español) decían : 

Siempre nos verás a través del dolor y la lucha de nuestro amor 

y estarás junto con nuestra luz de luto

y nos levantaremos con nuestro recuerdo de sus vidas

y estaremos juntos para siempre 

La vigilia incluyó un momento de silencio, seguido por más trabajadores que compartieron sus pensamientos. Uno dijo: “Si algo sucede, denúncialo. Te respaldo, nos respaldamos mutuamente.”

Las muertes de los trabajadores se suman a otros crímenes capitalistas relacionados con la tormenta, como la muerte de ocho trabajadores en la fábrica Mayfield Consumer Products, una instalación de fabricación de velas en Mayfield, Kentucky. En ambos casos, los trabajadores se vieron obligados a permanecer en instalaciones no equipadas para tormentas severas y amenazados con castigos si buscaban seguridad en otro lugar. La clase dominante atribuye las muertes a las fuerzas de la naturaleza, pero son el resultado directo del sistema capitalista que trata a los trabajadores como nada más que una fuente de ganancias, dejándolos por muertos según sea necesario. 

En la vigilia, los presentes expresaron enérgicamente su unidad con otros trabajadores en diferentes instalaciones de Amazon, declarando: “Nuestro amor y solidaridad van a los trabajadores en Edwardsville y sus familias. Todos somos una gran fuerza laboral. Somos como una familia.”