Corresponsales obreros: Los trabajadores de B&S Waterway Plastics enfrentan amenazas constantes de ser despedidos

Por Sarah Ahmed

En Waterway Plastics, los trabajadores son constantemente amenazados con ser despedidos y no reciben ningún descanso cuando trabajan en el turno de noche. Waterway Plastics en Oxnard, California ensambla materiales para jacuzzis y piscinas.

El turno de noche en Waterway Plastics cuenta con 20 trabajadores, que es menos de un tercio de los trabajadores que trabajan durante el primer turno. Si bien California tiene leyes que exigen que los empleadores proporcionen descansos a los trabajadores, esto no ha impedido que Waterway Plastics exija a los trabajadores del turno de noche que trabajen un turno completo de ocho horas sin descansos para ir al baño. Un trabajador del turno de noche dijo: “Hacen esto porque quieren más producción. Cuando voy al baño, me meto en problemas. Por eso a veces no voy, así no tendré ningún problema.”

Waterway Plastics espera mucho de los trabajadores por un salario bajo, y con frecuencia pregunta a los trabajadores cuántas piezas han ensamblado por hora: “Nos dicen que trabajemos más duro, que nos movamos más rápido, aunque ya lo estamos.”

Los trabajadores de Waterway Plastics trabajan en una línea de ensamblaje para ensamblar piezas de plástico y luego empacar y etiquetar el artículo. Cada artículo empacado lleva las iniciales del trabajador que ensambló la pieza. Un trabajador dijo: “Si un artículo no se fabrica correctamente, sabrán a quién culpar al mirar las iniciales en la etiqueta.”

La empresa tiene una alta rotación y con frecuencia despide trabajadores y contrata a más trabajadores cada día para reemplazarlos. Muchos trabajadores renunciaron debido al duro trato. El departamento de recursos humanos (HR) de Waterway Plastics existe solo para defender la explotación de los trabajadores por parte de la empresa, ya que los trabajadores que presentan quejas a HR también pueden ser despedidos.

Una trabajadora ya perdió la cuenta de cuántos trabajadores ha visto despedir desde que empezó hace menos de un mes: “Si te equivocas montando una pieza, te despiden. Lo mismo si llegas tarde o llamas enfermo. Eso es.”

El trabajador explicó entre lágrimas: “Es humillante.”

La gerencia de Waterway Plastics despidió a una trabajadora después de que tuvo dificultades para encontrar un cuidador para su hijo autista, lo que provocó que llegara tarde al trabajo. Otro trabajador quedó fuera del edificio después de llegar tarde y confió en otro trabajador para que la dejara entrar al edificio.

Uno de los gerentes de turno, Sergio, es extremadamente chovinista y muestra favoritismo hacia las trabajadoras más jóvenes, permitiéndoles descansos, mientras que no permite que las mujeres mayores tomen descansos. “Quiero más respeto por los trabajadores y que no nos exijan tanto trabajo.”

La trabajadora expresó su solidaridad con sus compañeros de trabajo diciendo: “Yo ya me quiero ir [de Waterway], pero me quedo por los demás. Porque se aprovechan de mucha gente y no quiero dejarlos solos.”